El músico e instrumentista Kenny G. sorprendió a los pasajeros de un vuelo que iba de Tampa a Los Ángeles (EE UU) cuando al rato de despegar comenzó a tocar su saxofón mientras recorría el avión.

Los pasajeros, atónitos, no dudaron en sacar sus teléfonos móviles e inmortalizar el improvisado concierto, del que hay decenas de vídeos subidos a las redes sociales.

Sin embargo, no fue una locura transitoria de Kenny G, si no que éste prometió ofrecer el concierto a cambio de que el pasaje juntara unos mil dólares de donación para la fundación contra el cáncer Relay For Life, con la que colabora Delta, la compañía que operaba el vuelo.

Según publican algunos medios estadounidenses se recaudó casi el doble de lo que se esperaba y el contento fue general entre el pasaje, pues al avanzar por todo el pasillo, los pasajeros pudieron verle y oírle de cerca.

Sin embargo, algunos relatan que también se oyeron chistes sobre el asunto, algunos de los cuales hablaban de que habrían preferido ser arrastrados fuera del avión a soportar el sonido del saxofón, como publica CNN.