Al menos un niño de once años ha muerto y otros once han resultado heridos este lunes en una escuela de la república de Daguestán, en Rusia. Tres de los once heridos están en estado grave. Según informan medios locales, que citan fuentes del Ministerio del Interior del Cáucaso Norte ruso, el incidente se desencadenó por la explosión de la granada que había llevado a la escuela uno de los alumnos de octavo grado.

"Uno de los estudiantes de octavo grado trajo una granada. Como resultado, se produjo una explosión", dijo el director de la escuela secundaria Agvalinskoy Shamil Abakavov, tal y como recoge la agencia RIA RU. "El alumno de octavo grado que llevó una granada a clase ha sido detenido" por el manejo negligente de armas, dijo un portavoz del ministerio de Interior de Daguestán a la agencia RIA Nóvosti.

La policía, explicó el funcionario, "trata de averiguar de dónde sacó la granada y para qué la llevó al colegio". "Según ha dicho a los investigadores, encontró la granada en la calle y la llevó al aula de informática" en la que luego estalló el artefacto, señalaron en el ministerio.

Los escolares han sido trasladados a un hospital, mientras que el hospital central de la capital daguestaní, Majachkalá, está listo para "recibir a los heridos más graves", explicó un portavoz de las autoridades sanitarias de la región. "En estos momentos un helicóptero del ministerio de Situaciones de Emergencias ha sido enviado al hospital. Los médicos del Centro de Medicina de Catástrofes valorarán la situación y prestarán ayuda a los niños hospitalizados", agregó.