Ignacio González
El expresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González (d), a su llegada al despacho que tiene en la calle Alcalá de Madrid acompañado por Guardias Civiles para proceder al registro del mismo. EFE

La operación Lezo, que por ahora ha dado con el expresidente de la Comunidad de Madrid Ignacio González en prisión, arrancó gracias a un papel que Luis Bárcenas y Álvaro Lapuerta, extesoreros del PP, compraron por 38.000 euros a un detective, revela eldiario.es.

Según cuenta este medio, un detective privado ofreció a Bárcenas y Lapuerta información comprometida sobre González, que incluía el número de cuenta en Suiza de Ignacio González y un cheque con una supuesta comisión de 1,4 millones de euros que OHL habría pagado a González a cambio de una adjudicación.

Tras varias negociaciones, Bárcenas y Lapuerta adquirieron estas pruebas, en el marco de la guerra que estos extesoreros tenían abierta con los tesoreros del PP en Madrid. Según eldiario.es, Bárcenas y Lapuerta intentaron que este documento sirviera para hacer caer a González, pero en su día no lo lograron.

Hace unos meses, el documento llegó a manos de la UCO de la Guardia Civil. A partir de él, se inició la operación Lezo.