Nadie quiere quedarse sin cheque
Las ayudas por nacimiento serán de 2.500 y 3.500 euros. Antonio S. Sánchez
El ministro de Trabajo y Asuntos Sociales, Jesús Caldera, ha avanzado este martes que "prácticamente" todos los padres que han tenido o adoptado un hijo después del 1 de julio de este año han solicitado ya la
ayuda de 2.500 euros, que cobrarán "antes de finales de noviembre".

La ayuda pretende superar el déficit de políticas de familia

Caldera ha facilitado estos datos en una rueda de prensa a la que asistieron algunas de las familias que cobrarán esta ayuda. El ministro ha subrayado que esta medida pretende "superar el déficit de políticas de familia" que había en España e impulsar la tasa de natalidad española y la cohesión social.

La prestación se incrementará hasta los 3.500 euros en los casos de familia numerosa, monoparental o cuando la madre o el hijo tengan una discapacidad igual o superior al 65%.

El Ministerio calcula que entre julio y diciembre, 250.500 padres solicitarán esta ayuda, lo que costará 626 millones de euros, un gasto asumible para el Estado, que el año próximo tendrá un superávit superior al del año pasado.

El proyecto de ley que regula el cheque-bebé ha sido aprobado definitivamente esta tarde en el Senado, con algunas abstenciones y sin votos en contra.