El suicido de un ciudadano polaco, radicado en Madrid, ha destapado la existencia de un grupo criminal dedicado a la comisión de extorsiones y robos, cuyos siete integrantes, todos ellos polacos también, han sido detenidos por la Policía.

Este grupo forma parte de uno mayor, con base fuera de España, donde actuaban desde el año 2000, y algunos de sus integrantes son responsables de, al menos, cuatro asesinatos en la Comunidad de Madrid, según ha informado hoy la Jefatura Superior de Policía.

Armas en Getafe, Fuenlabrada y Parla

Durante el operativo se han realizado tres registros domiciliarios en las localidades madrileñas de Getafe, Fuenlabrada y Parla en los que se intervinieron una pistola, de fabricación húngara, con cargador y munición, y varios puñales, entre otros materiales.

Las investigaciones comenzaron el pasado mes de septiembre cuando un hombre, de origen polaco, se quitó la vida porque un grupo de compatriotas le exigía grandes cantidades de dinero, de las que no disponía, y le amenazaban con dar muerte a su mujer e hija.

Los agentes del Grupo XVI de la Brigada Provincial de Policía Judicial de Madrid, dedicados a la investigación de grupos criminales procedentes de Europa del Este, se hicieron cargo de las investigaciones.

Además de extorsionar a sus compatriotas, también admitían encargos de "cobros de deudas".

Este tipo de hecho delictivo, conocido en el argot como "racketing", había sido investigado con éxito por los mismos agentes en ocasiones anteriores, por lo que los delincuentes, y según la misma fuente, realizan ahora esta actividad de forma más soterrada.

Además de extorsionar a sus compatriotas, también admitían encargos de "cobros de deudas" y obtenían ingresos con la comisión de delitos contra la salud pública y contra el patrimonio, principalmente robos con fuerza por el procedimiento del "butrón" en establecimientos comerciales.

Todos arrestados

Los detenidos son: Henryk Jakub Z., "Kuba", de 33 años; Pablo P., "Yapa", de 27; Norbert P., de 29; Alexander M., de 50; Jaroslaw Krzystof R., de 28; Malgorzarta Nina S., de 40, y Klaudiusz Janusz T., de 31.

Excepto la mujer, Malgorzarta S., todos han sido arrestados en alguna ocasión. Norbert P., que tiene 21 antecedentes policiales, estaba reclamado por un Juzgado de lo Penal de Madrid.

Cuatro de ellos han ingresado en prisión por orden judicial y los demás han quedado en libertad con cargos.