Sarkozy junto a Idriss Deby
El presidente francés, Nicolas Sarkozy estrecha la mano de su homólogo chadiano. (AP Photo/Karel Prinsloo) AP Photo/Karel Prinsloo

El presidente francés, Nicolas Sarkozy, ha asegurado este martes que volverá a Chad "a buscar a todos" los franceses de la ONG Arca de Zoé que quedan detenidos en el país africano acusados de secuestro de menores y estafa por intentar llevarse a Francia a 103 niños de la región, que aún permanecen en un orfanato de Chad.

Iré a buscar a los que quedan, hayan hecho lo que hayan hecho

"Iré a buscar a los que quedan, hayan hecho lo que hayan hecho", ha afirmado el jefe de Estado en la localidad de Le Guilvinec (noroeste), donde ha acudido para reunirse con pescadores franceses, según la emisora France Info.

Sarkozy, que el pasado domingo hizo un viaje relámpago a Chad y volvió con siete de los arrestados, ha señalado que "el papel del jefe del Estado es encargarse de todos los franceses". Los franceses, sin embargo, no terminan de entender este tipo de viajes de su presidente, y le han regalado apodos como SuperSarko, Sarko-Zorro, presidente bombero o Sarkoman.

Piden libertad provisional

Por su parte, la defensa de los tres tripulantes españoles detenidos en Chad ha presentado una solicitud pidiendo su libertad provisional, pero se desconoce cuándo habrá una decisión judicial al respecto, han informado fuentes diplomáticas.

Se desconoce cuándo habrá una decisión judicial al respecto

El juez tiene un plazo de diez días para aprobar o rechazar la petición, a partir del informe que le presente el fiscal que lleva el caso, según las fuentes, que han evitado dar plazos sobre cuando se conocerá la decisión judicial.

Toni Cajal, director comercial y portavoz de Girjet, la empresa de transportes aéreos a la que pertenecen los españoles que continúan retenidos en Chad, admitió el lunes que a la empresa le constaba que la carga que transportaba se trataba de "una evacuación sanitaria de unos niños para que recibiesen un tratamiento médico en París", pero defendió en todo momento la inocencia de los tres empleados.

Condena de la ONU

La principal responsable humanitario de las Naciones Unidas en Sudán, Amira Haq, ha condenado a los cooperantes europeos que intentaron sacar a los 103 niños de Chad para llevarlos a Europa, alegando que sus acciones contravienen los principios de la ONU.

Mientras tanto, el presidente de la organización francesa El Arca de Zoé, Eric Breteau, encarcelado en Chad, ha negado las acusaciones y ha asegurado que lo único que hizo fue querer "salvar a niños que están desamparados".