Quieren poner otro ‘fotomultas’ en el carril-bus

El que ya existe funciona desde noviembre y sanciona a 93 vehículos al día por circular   o parar en las vías reservadas al autobús
Los responsables de la movilidad de Barcelona están estudiando la posibilidad de sacar a la calle otro coche fotomultas para sancionar a los vehículos que estacionan o circulan por el carril-bus.

Según fuentes de Transports Metropolitans de Barcelona (TMB), «la decisión aún no se ha tomado» aunque se ve con muy buenos ojos debido a la eficacia del coche fotomultas que ya existe. El principal objetivo de estas sanciones es obligar a que no se utilice el carril-bus para mejorar la velocidad de estos vehículos.

Cambio lento

Las mismas fuentes explicaron que ya se ha notado una «tendencia» entre los conductores de utilizar menos el carril-bus, pero que se trata de conseguir un «cambio de hábitos y esto siempre es muy lento».

El coche fotomultas circula con un conductor de TMB, acompañado de un agente de la Guàrdia Urbana. El vehículo lleva instaladas dos cámaras con infrarrojos. Se calcula que sacando los coches del carril-bus, se consiguen los mismos efectos que comprando 80 autobuses nuevos para la ciudad.

Doblará las sanciones

Durante el mes de mayo, el coche fotomultas ha puesto 2.557 sanciones por ocupar el carril-bus o por estacionar en doble fila perjudicando así la circulación del transporte público. Desde el mes enero, este vehículo, que empezó a funcionar en noviembre, ha tramitado 14.140 sanciones, una media de 2.828 al mes (93 al día). Con la puesta en marcha de un nuevo fotomultas, se lograrían, aproximadamente, el doble de multas.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento