Los hechos se produjeron de madrugada cuado una llamada alertaba al 091 sobre una discusión familiar en un domicilio de la zona del barrio de Gamonal. A la llegada de los agentes, los progenitores de la

casa explicaron que habían tenido una discusión con su hijo y que en el

transcurso de la misma éste había zarandeado y golpeado a su padre, el cual presentaba signos externos de violencia y manchas de sangre en su ropa.

Las víctimas precisaron que hechos similares se habían producido en otras ocasiones y que ya los habían denunciado, con lo que sobre su hijo pesaba una orden de alejamiento.

Los agentes procedieron a la detención del varón por presunto delito de malos tratos en el ámbito familiar, tras lo cual pasó a disposición judicial.

Consulta aquí más noticias de Burgos.