El euríbor de las hipotecas
El euríbor sigue en mínimos históricos en 2017. EUROPA PRESS

El euríbor no siempre estará por los suelos; en algún momento volverá a subir. Y ese momento puede ser el próximo año. Es al menos lo que anuncia BBVA Research, el servicio de estudios del banco azul, que pronostica un aumento gradual del euríbor en los próximos meses. De manera que este año este índice hipotecario se mantendrá, pero el próximo año dará inicio a una subida, pareja al aumento de los tipos de interés prevista para finales del ejercicio 2018.

El economista jefe del Grupo BBVA y director de BBVA Research, Jorge Sicilia, ha indicado que el tema de los tipos de interés es "súper relevante", pero el primer efecto del incremento de los tipos "no se va a ver en el euríbor". Sicilia ha explicado que cuando el Banco Central Europeo (BCE) compre menos deuda y se produzca una subida de los tipos de interés en torno a finales del próximo año, se verá en un primer momento un repunte de la prima de riesgo de España respecto a otros países, lo que implicará un coste financiero de la deuda "algo más alto".

"Ese efecto se verá antes que en el euríbor", ha apuntado Sicilia, quien ha augurado que el índice de referencia de los préstamos hipotecarios "no debería moverse mucho en 2017 y en 2018 debería empezar a subir". "El euríbor será un tema gradual, empezará a notarse más en 2018 que en 2017", ha apostillado.

Preguntado sobre los temores a una posible burbuja inmobiliaria, el economista jefe para España de BBVA Research, Miguel Cardoso, ha subrayado que los factores del sector de la vivienda apuntan a que el ajuste ha sido "significativo", puesto que el número de visados se encuentra entre un 75% y un 80% por debajo del nivel previo a la crisis y los precios son todavía un 30% inferiores a los de los niveles precrisis.

Por crédito, liquidez, precios y sobreoferta se está “iniciando la recuperación"Cardoso ha explicado que de aquí en adelante se verá reflejado un entorno de incremento de los precios de la vivienda, pero se trata de una señal "normal" que se da en el contexto de recuperación del sector, lo que contribuye a que "la gente empiece a invertir en el sector y a incrementar esa oferta que se va a necesitar durante los próximos trimestres y años en la medida en que se consolide la recuperación del empleo.

En este sentido, ha destacado que actualmente se constata un entorno "bastante positivo" en lo referido al crédito, con unos tipos de interés bajos y un elevado nivel de liquidez, por lo que considera que tanto por el ajuste en el sector, como por los actuales niveles de precios y la sobreoferta que hay en varias zonas españolas, se está produciendo el "inicio de la recuperación". Para Cardoso este comienzo de la recuperación del sector inmobiliario "debe ser bienvenido" y ha augurado que "va a durar los siguientes años", por lo que ha remarcado la importancia de "ir vigilando que esa recuperación no vaya produciendo los mismos desequilibrios que en el pasado".

Recuperación inmobiliaria

El informe 'Situación España' del servicio de estudios de BBVA augura una continuidad de la recuperación de la inversión residencial, en un contexto en el que las condiciones financieras continuarán siendo "relativamente favorables", aun cuando se espera un aumento en el coste del endeudamiento a medio y largo plazo.

Además, el banco azul cree que el proceso de desapalancamiento experimentado por los hogares españoles favorecerá la concesión de nuevo crédito hipotecario, dada la mejoría en la solvencia. A su vez, la reducción del inventario de viviendas nuevas sin vender y las positivas expectativas de revalorización de los activos inmobiliarios en ciertas zonas apoyarán la actividad en el sector. Por ello, ha revisado al alza sus perspectivas de crecimiento de inversión residencial, hasta el 4,3% este año (1,1 puntos porcentuales más que en febrero) y al 5,8% en 2018.