Niza, Londres, Estocolmo... el terrorismo islamista ha encontrado un nuevo método para matar: el atropello indiscriminado de personas usando camiones. Este sistema es difícil de prevenir, pero hay algunas formas de evitarlo. Es lo que pretende una firma británica, Heald, que ha desarrollado un bolardo de seguridad capaz de detener camiones y destruir la cabina. Su nombre, HT-2 Matador.

Los vídeos que la empresa, con sede en Hornsea, Gran Bretaña, difunde de sus pruebas son elocuentes. En ellos se ven camciones de hasta 7 toneladas colisionar con los bolardos de seguridad. A una velocidad de 60 km/h, la cabina del camión queda totalmente destruida, mientras que el bolardo se mantiene sin daños y funcionando.

Este sistema ya se está utilizando. Heald ha instalado bolardos de seguridad alrededor de dos nuevos edificios públicos en Atenas, en concreto la Biblioteca Nacional de Grecia y la Ópera Nacional de Grecia. También han instalado sus bolardos en otros lugares como refinerías de petróleo.