S.Santa.- Sucesos.- AMPL.- Mejora el herido de la Madrugá y los detenidos a disposición judicial

  • Muere además un nazareno del Gran Poder al sufrir un infarto una hora y media después de acabar los altercados
Atención a medios de Juan Carlos Cabrera y Ricardo Gil-Toresano
Atención a medios de Juan Carlos Cabrera y Ricardo Gil-Toresano
EUROPA PRESS/E. BRIONES

SEVILLA, 14 (EUROPA PRESS)

La persona herida de gravedad como consecuencia de un traumatismo craneoencefálico sufrido en el marco de las estampidas y tumultos que han marcado la última Madrugá de la Semana Santa de Sevilla ha experimentado una "mejora" en su estado de salud y se encuentra ya en el área de Observación del hospital Virgen del Rocío. En paralelo, uno de los ocho detenidos por los altercados está en libertad con cargos tras haber comparecido ante el juez de guardia y, a lo largo de la tarde de este viernes, pasaban a disposición judicial los siete restantes arrestados.

El concejal de Seguridad y Fiestas Mayores del Ayuntamiento de Sevilla, Juan Carlos Cabrera, y el subdelegado del Gobierno central en Sevilla, Ricardo Gil-Toresano, han comparecido este Viernes Santo, en rueda de prensa, para hacer balance de la todo lo acontecido durante la "triste" Madrugá del Jueves al Viernes Santo.

Y es que las estampidas y "carreras" desencadenadas en diferentes puntos del casco histórico, precisamente durante la más multitudinaria de las noches de la Semana Santa hispalense, han dejado más de cien personas afectadas por lesiones o traumatismos. Aunque no figurarían menores entre las personas afectadas, al menos que haya trascendido, 17 de estas personas requirieron su evacuación a un centro hospitalario, en especial la mencionada persona herida por un traumatismo cráneo encefálico y una persona más, que habría sufrido un traumatismo de cadera.

No obstante, a las 18,00 horas de este viernes sólo quedaban hospitalizados ocho afectados y la persona herida grave, quien había acudido a la Madrugá a presenciar los desfiles procesionales, había experimentado ya una "mejoría" en su estado de salud, por lo que los médicos del hospital universitario Virgen del Rocío resolvieron su trasladado desde la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) hasta el área de Observación. Se trataría de una persona de 60 años.

Ha mediado además, según ha informado Juan Carlos Cabrera, la muerte de un nazareno de la hermandad del Gran Poder que, tras realizar su estación de penitencia, sufrió un infarto aproximadamente a las 07,30 horas de la madrugada, una hora y media después de acabar los altercados e incidentes. Según el concejal, "habría que ver" si hay conexión médica entre lo acontecido y el infarto sufrido por este hombre, "pero humanamente guarda toda la relación del mundo".

SECUENCIA CRONOLÓGICA

Cronológicamente, y según han desgranado Cabrera y Gil-Toresano, la primera situación grave se habría vivido a las 03,30 horas en la avenida de los Reyes Católicos, donde un ciudadano senegalés habría comenzado a gritar "Alá es grande", provocando alarma entre las personas allí congregadas. Al poco, fue detenido por un presunto delito de desobediencia a la autoridad, toda vez que se trata de una persona con antecedentes por delitos comunes que no guardaría ninguna relación con organización terrorista alguna.

Poco después, a las 04,20 horas, la situación se habría repetido en el entorno de la avenida Marqués de Paradas, siendo detenidos allí tres españoles de 45, 46 y 47 años de edad, después de "causar el mayor pánico posible" al "vociferar consignas de ETA" entre el gentío, desde la calle Alfonso XII a la citada avenida. Estos tres hombres, vecinos de Sevilla y "con numerosos antecedentes por delitos comunes", fueron arrestados por un presunto delito de desórdenes públicos.

Ya a las 06,00 horas, fueron detenidos dos jóvenes vecinos de Sevilla, ambos de 19 años, también por un presunto delito de desórdenes públicos y otro contra los sentimientos religiosos en la plaza del Salvador, coincidiendo con el tránsito de la hermandad de la Macarena.

Ninguno de ellos contaba con antecedentes.

MÁS DETENIDOS

Y sólo cinco minutos después, a las 06,05 horas, en el cruce de las calles Álvarez Quintero y Argote de Molina, otros dos jóvenes sevillanos de 21 y 22 años eran detenidos, también por presuntos delitos de desórdenes públicos y contra los sentimientos religiosos, toda vez que al igual que el ciudadano senegalés protagonista del primer altercado, habrían vociferado "Alá es grande" entre la multitud.

Así, en total fueron ocho las personas arrestadas durante la noche, toda vez que el ciudadano senegalés quedó en libertad con cargos tras prestar declaración ante el juez de guardia y las previsiones de la Policía apuntaban a la entrega a la autoridad judicial del resto de detenidos, todos ellos sevillanos, durante la tarde de este viernes.

En paralelo, han sido abiertas diligencias de investigación con relación a siete jóvenes, algunas de ellas menores de edad, que en la avenida de la Constitución habrían comenzado a "reír" de quienes huían atemorizados, extremo que habría agravado la situación de "pánico" que se vivía en ese momento. Las jóvenes, no obstante, no están detenidas.

Así las cosas, la investigación de los altercados ha descartado relación alguna con ningún grupo terrorista, si bien se indaga la posibilidad de que mediase alguna "organización" o coordinación entre los detenidos, para causar el pánico en esta noche tan señalada de la Semana Santa sevillana. A priori, según Juan Carlos Cabrera, no mediaría una organización como tal de los altercados, aunque "no puede descartarse" aún.

"ESCORIA"

Juan Carlos Cabrera, en ese sentido, ha mostrado su "total repulsa a estos actos vandálicos, a estos gamberros y sinvergüenzas que no merecen pisar esta ciudad ni son dignos de ser nombrados como personas". "La Madrugá está tocada, pero no van a conseguir acabar con ella. Estos golfos, esta escoria y esta basura humana no nos va a vencer", ha enfatizado el concejal de Seguridad y Fiestas Mayores.

El edil, así, ha criticado a estas personas por "jugar con la histeria" de los asistentes a la Madrugá, exponiendo que uno de los detenidos tiene 36 arrestos previos a sus espaldas y defendiendo, junto a Gil Toresano, las medidas de seguridad pasiva implementadas desde hace algunos años en la Semana Santa. "Estas medidas han evitado consecuencias peores y tendremos que seguir tomando medidas, aunque no gusten", han avisado.

Por último, Juan Carlos Cabrera ha opinado que la venta de alcohol y su expedición para consumo en la calle es directamente "incompatible" con la celebración de la Semana Santa.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento