Ocho detenidos y 17 heridos, uno en estado grave, por las estampidas en la Madrugá de Sevilla

  • Varias carreras interrumpen parcialmente el paso de algunas de las cofradías y provocan escenas de pánico.
  • Hay ocho arrestados por dar golpes en el suelo y gritar con amenazas.
  • Uno de los atendidos en el hospital por los altercados ingresó en la UCI.
  • Algunos de los detenidos gritaron "¡Alá es Grande!".
Los nazarenos y los feligreses intentan recomponerse tras las estampidas de la Madrugá en Sevilla.
Los nazarenos y los feligreses intentan recomponerse tras las estampidas de la Madrugá en Sevilla.
Efe/José Manuel Vidal
Al menos ocho personas serán puestas a disposición judicial por los incidentes que se han registrado en la conocida Madrugá del Viernes Santo de la Semana Santa de Sevilla. Así lo ha indicado el canal oficial del servicio municipal Emergencias Sevilla.

La Policía ha detenido a ocho personas por desorden público relacionadas con las carreras y conatos de estampida que han interrumpido durante un breve período de tiempo algunas de las cofradías durante la tradicional Madrugá de la Semana Santa sevillana. En un breve comunicado, el servicio de Emergencias de Sevilla ha asegurado que se han producido varias carreras con escenas de pánico, pero que la calma "se ha recuperado progresivamente".

Los tres primeros, que fueron detenidos en la zona de Marqués de Paradas, tienen antecedentes y son considerados por las autoridades locales como "delincuentes comunes". Además, la Policía cursará una acusación por desórdenes públicos contra otros cinco. Los acusados han pasado a disposición judicial este viernes.

Han tenido que ser atendidas 17 personas por traumatismos y crisis de ansiedad en los hospitales de la capital sevillana de las más de 100 afectadas. Una de las personas heridas, que tiene más de 60 años de edad y fue arrollada cuando estaba en su silla, ha tenido que ser ingresada en la UCI por un traumatismo craneoencefálico. Supronóstico es grave, pero ha pasado durante este viernes al área de Observación del hospital Virgen del Rocío tras mejorar su estado.

Llamada a la calma

Las autoridades han señalado que éstas han sido una reacción por miedo, aunque han insistido en que no tienen origen en ninguna amenaza real. Las autoridades están "analizando completamente la información para determinar las causas de lo ocurrido", y han subrayado que "no hay causa de alarma". Emergencias de Sevilla y el propio Ayuntamiento han hecho un llamamiento a la calma y, siguiendo sus indicaciones, la gente ha empezado a recuperar la calma y las cofradías, a reordenarse.

Según testigos presenciales, el público ha respondido con aplausos y palabras de ánimo dirigidas a los nazarenos de La Macarena que, en un momento de nervios provocado por la incertidumbre generada en plena calle Sierpes, no han podido contener el llanto. Otra de las consecuencias ha sido la ruptura de un cortejo de la Esperanaza de Triana, algunos de cuyos músicos han informado en las redes sociales de que no podían continuar hasta el final por los daños sufridos.

Estos incidentes han recordado el caos vivido en la Madrugá del año 2000, cuando tuvieron lugar varias avalanchas, carreras multitudinarias y una confusión generalizada que aún permanecen en la memoria colectiva.

Por su parte,  el alcalde de Sevilla, el socialista Juan Espadas, ha lamentado la "triste" madrugada de Viernes Santo que se ha vivido en Sevilla. Así lo ha indicado en un comentario desde su cuenta de Twitter en el que lamenta "otra dura y triste madrugada" y expresa su "apoyo a familias que han sufrido" y su "reconocimiento al dispositivo de seguridad, ciudadanía y hermandades".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento