Imagen De La Playa De La Malagueta
Imagen De La Playa De La Malagueta EUROPA PRESS

En este sentido, ha añadido que casi el 30 por ciento del total se ha destinado a la costa de Marbella, y un 28 por ciento a Estepona, siendo los dos municipios más afectados por las riadas y, por tanto, "los más beneficiados por el compromiso y la inversión del Estado".

También el subdelegado del Gobierno ha subrayado que las competencias en materia de regeneración de playas y actuaciones en el ámbito costero son de la Demarcación de Costas, en ningún caso de los ayuntamientos, "quienes deben ocuparse de mantener las playas limpias y con el mobiliario e instalaciones adecuadas".

"Es falso que el Consistorio marbellí haya invertido un solo euro en la recuperación de las playas; lo habrá hecho en infraestructuras municipales dañadas por los desbordamientos de arroyos, porque esa es su competencia, y si tienen que reclamar algo no es al Gobierno central, sino a la Junta de Andalucía, que es la que tiene la competente en materia de arroyos, y que, precisamente por su falta de limpieza, se desbordaron con más facilidad en diciembre de 2016", ha explicado Briones.

Además, el subdelegado ha recordado, en un comunicado, que los Presupuestos Generales del Estado relativos a Medio Ambiente "no provincializan la inversión ni incluyen partidas para playas específicas, porque el Ministerio actúa en función de los proyectos culminados y las necesidades generadas. Lo hemos explicado muchas veces aunque no se quiera entender".

La Demarcación de Costas ha actuado en todas las playas de la provincia, desde Manilva hasta Nerja, realizando aportes, regeneración y actuaciones necesarias para garantizar su buen estado de cara a la Semana Santa.

Por último, el subdelegado ha apelado a la lealtad institucional y ha instado al regidor marbellí, José Bernal, "a no faltar a la verdad y asumir con responsabilidad y dentro de sus competencias el trabajo que desde las administraciones hacemos como servicio al ciudadano".

Consulta aquí más noticias de Málaga.