En declaraciones a Europa Press, el delegado ha señalado que el 24 de marzo se expidió una resolución de autorización condicionada al Consistorio roquetero para poder actuar en el paraje de cara a controlar las poblaciones que afectarían principalmente a la zona de Playa Serena, lo que sumado a otras acciones municipales contribuye a mitigar las plagas.

Martínez ha indicado que la autorización condicionada de la Junta en esta materia implica la elaboración de un estudio sobre el estado larvario de los mosquitos para determinar la fase en la que se debe actuar sobre el insecto y un plan de actuación que, entre otros aspectos, debe tener en cuenta la nidificación de las aves para no afectar a su hábitat.

En cualquier caso, el titular provincial de Medio Ambiente ha insistido en que este asunto responde a una competencia municipal según recoge la Ley de Autonomía Local de Andalucía de 2010 a la que también hace referencia una resolución del Defensor del Pueblo Andaluz fechada en mayo de 2011 a requerimiento del propio Consistorio ejidense.

El delegado ha apuntado además que, como competencia de las administraciones locales, algunos otros territorios andaluces como Huelva o Málaga cuentan con la colaboración de la Diputación Provincial de Almería para realizar sus tratamientos sobre poblaciones de mosquitos.

Por otra parte, y en el caso de la capital, el delegado ha señalado que las obras de saneamiento del Bajo Andarax, cuyas conexiones por parte de los distintos municipios están en trámite, solucionarán de cara a este año los vertidos en la cuenca del río Andarax, con lo que esta cuestión junto a las actuaciones municipales del Ayuntamiento terminarán por "resolver" la proliferación de mosquitos en la zona.

Consulta aquí más noticias de Almería.