En este marco, fuentes de la Diputación han confirmado a Europa Press que las actuaciones que comenzaron este sábado han finalizado ya, habiéndose retirado incluso de la zona la maquinaria utilizada para ello.

La intervención se ha realizado sobre los cinco puntos de la parcela que, tras el análisis del suelo una vez realizada las dos actuaciones anteriores de recuperación voluntaria, ofrecían un valor de intervención por encima de los 100 miligramos por kilo baremados, puntos sobre los que se efectúa una retirada selectiva, en las mismas condiciones de seguridad para trabajadores y vecinos de la zona que la Diputación ha garantizado en las otras dos ocasiones anteriores.

Una vez se ha producido esa retirada selectiva, los expertos de Inerco Inspección y Control SA, empresa homologada por la Consejería de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente, que ha supervisado los trabajos de descontaminación y control hasta ahora, realizará una cata en los cinco puntos tratados para analizar las muestras, confirmar los niveles objetivos de los suelos remanentes y certificar los resultados.

Esta certificación podría producirse a finales de mes y, entonces, se aterrará la superficie descontaminada, recuperando la topografía inicial mediante tierras de préstamo.

Todas las actuaciones realizadas han sido notificadas por parte de la Diputación, con cinco días de antelación como es preceptivo, a la Delegación Territorial de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente en Sevilla. Además, de forma voluntaria, está informando igualmente a la Delegación de Educación, a la Subdelegación del Gobierno, a la oficina del distrito municipal y al centro educativo de la zona, aunque estos trabajos se han llevado a cabo durante las vacaciones lectivas.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.