El primer parto se produjo a las 11.00 horas. La madre, María José Moreno, natural de Orihuela, dio a luz a las 36 semanas de gestación a un varón, Gonzalo, de 1.360 gramos y a una mujer, Elena, de 1.900 gramos. El padre de los pequeños es Carlos Gómez.

A las 16.01, se atendió a Ana Vanesa Cerdán, natural de Aspe, pareja de Fernando Gómez, que se encontraba en la semana 31 de gestación y que trajo al mundo a dos varones: Leo de 1.685 gramos y Martín de 850 gramos respectivamente.

Por último, a la 1.28, con un peso de 1.470 gramos y 1.264 gramos nacieron, Nadir y Udai, hijos de Vanesa Díaz y Pedro González, de Aspe. El parto se produjo en la semana 30 de embarazo.

El personal encargado de traer al mundo a los bebés fueron los ginecólogos Marcos Reillo, Noelia Castro y Irene Esplá, quienes practicaron una cesárea en los tres casos. Las matronas fueron Manuela Blasco, María Sánchez, María Ángeles Guilllén, Paula Gomis y Gracia Rabadán. En la UCI Neonatal los recien nacidos fueron atendidos por las neonatólogas Consuelo Vázquez, Carolina Vizcaíno, Maribel Serrano y Judit Abad.

El Hospital General Universitario de Elche es centro de referencia del Departamento de Orihuela, de Torrevieja, del Hospital del Vinalopó y del IMED, al no disponer estas áreas de UCI Neonatal y no poder prestar asistencia a partos por debajo de las 34 semanas y de mayor complejidad.

Así, el centro ilicitano atiende partos complejos procedentes de otros departamentos de la provincia y a pesar de ello, el porcentaje de bebés nacidos con un peso de menor a 2.500 gramos se mantiene dentro de los parámetros de la Organización Mundial de la Salud entre el 6 y 7%.

El pasado año el Hospital ilicitano registró un total de 1.307 partos, de ellos 40, es decir, el 3,06%, fueron partos múltiples. En concreto 39 fueron de gemelos y uno de trillizos.

Consulta aquí más noticias de Alicante.