En un comunicado, la Guardia Civil explica que ha tenido conocimiento de la posible localización del citado individuo al que le constan numerosas requisitorias judiciales en vigor en un barrio céntrico sevillano.

Tras diversas gestiones, los agentes consiguen identificar "al hombre requisitoriado por la justicia, oculto en un piso de alquiler", quien "tomaba toda clase de precauciones, para no ser detectado e identificado por las Fuerzas de Seguridad".

Según señala, el modus operandi del detenido era "no permanecer demasiado tiempo en un determinado lugar, con el objeto de no llamar la atención y no ser localizado ni detenido por las Fuerzas de Seguridad", al estar requisitoriado por diversas Autoridades Judiciales de todo el territorio nacional, y fugado de un establecimiento penitenciario.

Por todo ello, la Guardia Civil detiene a R.G.I. por constarle al mismo 14 requisitorias, dimanantes de diversos Juzgados de la geografía nacional, y es puesto a disposición de la Autoridad Judicial decretando ésta su ingreso en prisión.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.