Borussia
Los jugadores del Borussia Dortmund Nuri Sahin (segundo por la izquierda), Marcel Schmelzer (en el centro) y Sven Bender son escoltados luego de que el autobús del Borussia Dortmund fuera afectado. EFE

La policía alemana investiga si las tres explosiones registradas ayer junto al autobús del equipo de fútbol Borussia Dortmund son un ataque islamista, tras encontrar un escrito en el lugar de los hechos en el que se alude a la misión militar alemana en Siria, según informaciones del "Süddeutsche Zeitung".

Según este medio y las cadenas regionales NDR y WDR, los investigadores no descartan sin embargo que los autores hayan tratado de dejar una pista falsa.

El escrito, según estos medios, comienza con referencias a "Alá, el clemente, el misericordioso", alude al atentado yihadista registrado en diciembre en un mercadillo navideño de Berlín y denuncia que aviones Tornado alemanes participan en el asesinato de musulmanes en el califato del autodenominado Estado Islámico (EI).

Por ese motivo, continúa, deportistas y personalidades de "Alemania y otros países de la cruzada" están en la lista de objetivos del EI hasta que los Tornado sean retirados y se cierre la base estadounidense situada en Ramstein (suroeste de Alemania).

Oficialmente la policía se limitó a señalar esta mañana que la investigación continúa, sin ofrecer detalles sobre la misma ni sobre posibles autorías, mientras analiza la veracidad del escrito.

Según informó el diario Die Welt, la Fiscalía federal ha asumido la investigación y la Oficina Federal de Investigación Criminal (BKA) ha constituido una unidad de crisis en Berlín.

No se descarta ninguna causa

La Policía y la fiscalía de Dortmund han asegurado que no descartan ninguna posibilidad sobre las causas.

En rueda de prensa, la fiscal Sandra Lücke avanzó el hallazgo del escrito sin revelar más detalles para preservar el trabajo de las fuerzas de seguridad y señaló que ha abierto una investigación por intento de homicidio.

Por su parte, el presidente de la policía de Dortmund, Gregor Lange, explicó que aún no se ha podido aclarar los motivos del suceso, en el que resultó herido el jugador español Marc Bartra, pero afirmó que los investigadores mantienen abiertas todas las vías de investigación y contemplan "todas las posibilidades".

La policía parte de la base de que se trató de un ataque dirigido expresamente contra el Borussia Dortmund.

"Después de las primeras investigaciones, asumimos que ha sido un ataque con explosivos potentes", dijo la Policía de Dortmund a través de su cuenta oficial en la red social Twitter.

Fuentes de seguridad consultadas por la agencia de noticias alemana DPA indicaron que, por ahora, no hay indicios de que se trate de un acto terrorista. "Hay que ver en qué dirección se encarrilan las pistas", manifestó un portavoz policial.

Camino del estadio

El suceso se produjo sobre las 19.15 hora local (17.15 GMT), cuando el autobús del equipo, con los jugadores dentro, salía de su hotel hacia su estadio para disputar el partido contra el Mónaco, correspondiente a la ida de los cuartos de final de la Liga de Campeones.

En ese momento se registraron tres explosiones que dañaron parte del vehículo y rompieron en añicos algunos de sus lunas.

Según el relato de Lange, de forma inmediata fueron alertadas todas los efectivos disponibles de las fuerzas de seguridad, que se desplazaron al lugar de los hechos y al estadio, donde buena parte de la afición esperaba ya el inicio del partido.

Se recurrió además a un dron para inspeccionar desde el aire el área cercana al ataque y descartar que pudiera haber más artefactos explosivos.

En el marco de los registros se halló otro "objeto" que está siendo investigado pero que, por el momento, se descarta que sea explosivo.

Partido aplazado

El presidente de la policía elogió la "cabeza fría" y la "tranquilidad" con la que respondieron los aficionados cuando se les indicó que debían abandonar el estadio porque el partido quedaba aplazado a este miércoles, cuando se desplegarán medidas especiales de seguridad.

"Haremos todo lo humanamente posible para que el partido se desarrolle mañana con seguridad", afirmó Lange antes de precisar que, aunque "nunca se puede dar la seguridad cien por cien", sí se pueden poner todos los medios para intentar garantizarla.

En la misma rueda de prensa, el portavoz del Borussia Dortmund, Sascha Fligge, explicó que el español Marc Bartra, herido en el ataque, estaba siendo operado de una fractura del radio a la altura de la muñeca derecha.

Además, Bartra tiene diversos cristales clavados en el brazo derecho, explicó el responsable de prensa del equipo alemán, que indicó que el defensa está ahora considerado como herido "grave".