El Seprona de la Guardia Civil investiga cuál es la causa de la muerte de 26 liebres en Toro (Zamora).

Los cuerpos de los animales aparecieron ayer esparcidos por tierras, viñedos y sembrados dentro de los límites del coto de caza de la localidad, donde se celebraba el Campeonato de España de Cetrería, informó Ical.

Aunque habrá que esperar a conocer los análisis realizados, el delegado de la Federación de Cazadores de Zamora, José Antonio Prada, aseguró que la ingesta del veneno echado para acabar con los topillos puede ser la causa. La Federación Regional se reunirá la próxima semana para tomar medidas.