Porno de la venganza
Este fenómeno cobró repercusión con el nacimiento de páginas webs creadas para dar cabida a las imágenes sexuales de la venganza. GTRES

Las redes sociales han servido, en los últimos años, como caldo de cultivo de extorsionadores, que se valen de imágenes y vídeos pornográficos de las víctimas que difunden por la red para lograr sus objetivos. Es el llamado 'porno vengativo'.

Facebook es una de las plataformas que utiliza estos delincuentes, pero la empresa de California no quiere volver a permitirlo. Para ello, ha reforzado el sistema de reporte de imágenes en sus tres aplicaciones principales: Instagram, Messenger y el propio Facebook.

Este sistema se pone en marcha cuando una foto es reportada como contenido íntimo o pornográfico. Tras ser evaluada por los analistas de la empresa, se aplica un algoritmo de correspondencia de imágenes.

Gracias a esto, si alguien intenta subir otra vez la misma imagen, la aplicación prohibirá esa subida informando al usuario de que incumple las normas de la comunidad.

Además, Facebook a anunciado que instalará nuevas herramientas para evitar la difusión de noticias falsas a través de esta red, "un grave problema" para los responsables de la compañía.

"Hemos descubierto que la mayoría de publicaciones falsas se realizan con fines económicos, para ganar dinero, no por motivos ideológicos. (...) Si podemos reducir la cantidad de dinero que esos proveedores ganan reduciendo su impacto en Facebook, puede que dejen de usar nuestra plataforma para publicar noticias falsas", ha indicado hoy el responsable del muro de la red social, Adam Mosseri.

La jefa de seguridad global de Facebook, Antigone David, ha subido un post en el blog de la red social con estas novedades, alegando que han trabajado "con 150 organizaciones y expertos en seguridad de todo el mundo para poder mejorar".