En una nota de prensa, la firma ha explicado que "en el transcurso de una operación rutinaria de mantenimiento del emisario de la fábrica de Ence-Navia e ILAS (Reny-Picot), de manera excepcional ha salido una cantidad reducida de efluente por un punto intermedio de dicho emisario en lugar de su punto final".

La compañía ha destacado que, "además del carácter absolutamente excepcional de este incidente, el mencionado efluente no ha tenido ningún impacto sobre la calidad del agua de la Ría de Navia puesto que estaba previamente tratado en las estaciones depuradoras de ambas fábricas, y cumplían rigurosamente los parámetros medioambientales marcados por las Autorizaciones Medioambientales Integradas de las instalaciones".

Consulta aquí más noticias de Asturias.