En una nota, el regidor puertorrealeño ha señalado que la sentencia "no ha sorprendido a nadie", ya que la propuesta objeto de ella "adolecía de los mismos problemas que la que motivó la sentencia anterior, y que es el daño medioambiental desproporcionado en relación con las escasas garantías que el proyecto tiene de materializarse".

Sin embargo, Puerto Real "no renuncia ni al proyecto logístico, ni al proyecto industrial, ni al proyecto científico-tecnológico", y ha recordado que en el polígono Las Aletas hay más de 140 hectáreas no afectadas por el dominio público marítimo terrestre.

El desarrollo de esta parte, según el alcalde, "era el que originariamente se incluía en el PGOU hasta que la Junta de Andalucía planteó el macroproyecto, que ya ha caído varias veces".

Estas hectáreas podrían incluir, según Romero, "terrenos portuarios y ámbitos logísticos, y siguen teniendo la virtud de la excelente ubicación y comunicaciones que tiene Puerto Real, y sin los problemas medioambientales que plantean Adena, el resto de asociaciones y colectivos y nosotros mismos, que siempre hemos manifestado que el proyecto no era el adecuado".

Por eso, para el equipo de gobierno del Ayuntamiento de Puerto Real la sentencia "no es una mala noticia". En cualquier caso, el alcalde se ha mostrado "prudente" en tanto que "no conocemos la sentencia más que por su reflejo en la prensa", por lo que habrá que esperar el análisis que de ella se haga a posteriori y a la postura de los distintos miembros del Consorcio de Las Aletas para desarrollar las más de 140 hectáreas disponibles.

Consulta aquí más noticias de Cádiz.