Hospital de la Vall d'Hebron.
Imagen del hospital de la Vall d'Hebron. ACN

La Audiencia de Barcelona ha ordenado que se investigue si diez pacientes en lista de espera de la unidad de cardiología del Hospital de la Vall d'Hebron murieron por la incidencia de los recortes en las listas de espera, según informa este miércoles La Vanguardia.

Se trata de pacientes que esperaban ser operados urgentemente pero las intervenciones no se acabaron haciendo al pasar de las quince operaciones semanales a tres. El ex jefe del servicio de cirugía llevó el caso a Fiscalía y al juzgado número de Instrucción número 27 de Barcelona, que lo rechazaron

Así lo denunció en su momento el exjefe del servicio de cirugía cardiovascular del centro, Manuel Galiñanes, que primero puso el caso en conocimiento de la Fiscalía. Esta finalmente archivó las diligencias después de recibir un informe del Institut Català de la Salud (ICS) negando las irregularidades.

Posteriormente, Galiñanes llevó el caso al juzgado de Instrucción número 27 de Barcelona, que también rechazó investigarlo.

El recurso de su abogado, José Sánchez Moreno, a la Audiencia, pero, ha prosperado y el tribunal quiere comprobar si existieron “varios delitos de homicidio por omisión o por imprudencia”.

El Hospital Vall d'Hebron niega muertes por los recortes

El Hospital Vall d'Hebron de Barcelona ha negado que ocho pacientes murieran en 2015 y 2016 por los recortes en su servicio de cirugía cardíaca, y que se hayan manipulado las listas de espera, como ha denunciado el exjefe de este servicio Manuel Galiñanes.   El gerente del hospital: "todos los pacientes que fallecieron son casos no denunciables y entraban en lo previsible"

En rueda de prensa tras publicarse el auto de la Audiencia de Barcelona que ordena investigar los hechos, han comparecido el gerente del hospital, Vicenç Martínez Ibáñez; el jefe de cirugía cardíaca, Albert Igual; la directora asistencial del hospital, Anna Ochoa, y el portavoz de la Junta facultativa, Josep Tabernero.  

Martínez ha considerado la denuncia de Galiñanes un "penoso tema, porque es inaudito y porque no es cierto", y ha dicho que todos los pacientes que fallecieron son casos no denunciables y entraban en lo previsible, e Igual ha dicho que tuvieron una muerte súbita y que su era previsible que pudieran morir por su patología -ictus o cáncer-.

El CatSalut: "Estamos plenamente tranquilos"

 El subdirector del Servicio Catalán de la Salud (CatSalut), Josep Maria Argimon, ha destacado este miércoles sobre la decisión de la Audiencia de Barcelona de practicar diligencias para esclarecer si la muerte de diez pacientes de cardiología están relacionadas con recortes: "Estamos plenamente tranquilos". 

"Esta misma mañana he hablado con la dirección del hospital, que estaba plenamente tranquila. Ellos hicieron un informe precisamente analizando estas circunstancias que denunciaba este médico en el servicio de cirugía", ha dicho en declaraciones a TV3. 

Según Argimon, el Servicio de Cardiología también está tranquilo, pese a que este hecho "cuestiona de alguna forma su trabajo", ha dicho el subdirector. 

Consulta aquí más noticias de Barcelona.