La presidenta de las Cortes, Silvia Clemente, ha pronunciado esta declaración en la que se recoge la intención de las Instituciones de poner en macha las medidas necesarias para combatir el 'anti-gitanismo' y para favorecer la participación activa de gitanos en todos los ámbitos y espacio de la sociedad.

Esta Declaración tiene como germen el Día Internacional del Pueblo Gitano que se celebra el próximo sábado 8 de abril, jornada en la que la fachada de las Cortes proyectará la imagen representativa del colectivo gitano.

Como se destaca en la Declaración Institucional es "necesario y justo" realizar un reconocimiento del pueblo gitano. "Desde los poderes públicos debemos contribuir a ese reconocimiento institucional a una comunidad con una historia y cultura propias, asentada en España desde hace ya más de cinco siglos y que, sin embargo, sigue siendo la minoría más rechazada socialmente tanto en España como en Europa", ha señalado el texto.

El documento establece también que el Día Internacional del Pueblo Gitano debe ser un día de "celebración" para los gitanos y gitanas, al que "cada vez más" se deben sumar las instituciones y el conjunto de la sociedad. "Es un día para recordar la historia del pueblo gitano, su largo y penoso peregrinaje de expulsiones a lo largo de los siglos, un día para recordar a las víctimas del genocidio nazi y de tantas persecuciones a lo largo de su historia", se destaca.

"Este 8 de abril es una oportunidad para reconocer a la comunidad gitana como parte de nuestra ciudadanía, mostrar la realidad diversa y plural del pueblo gitano y poner en valor sus aportaciones a la construcción de nuestra sociedad", se manifiesta en al Declaración, en la que se recuerda que la última reforma del Estatuto de Autonomía de Castilla y León reconoce entre sus principios rectores "la no discriminación y el respeto a la diversidad de los distintos colectivos étnicos, culturales y religiosos presentes en Castilla y León, con especial atención a la comunidad gitana, fomentando el entendimiento mutuo y las relaciones interculturales".

En Castilla y León residen cerca de 25.000 personas de etnia gitana, lo que la sitúa como la sexta comunidad en número de población, una región "pionera" en incorporar por norma, unidades didácticas y materiales curriculares sobre la historia y cultura del pueblo gitano en el currículum educativo de Castilla y León.

"Aún quedan importantes retos por lograr", ha destacado Clemente, quien ha considerado esencial contribuir a erradicar el "chabolismo" existente en Castilla y León, cerca de un 1 por ciento. "Es necesario seguir avanzando en reducir la tasa de abandono escolar en la ESO, así como garantizar que el mayor número de alumnos concluyan la ESO. Y abordar de una manera integral la discriminación por motivos de origen racial o étnico".

"A pesar de los avances que se han producido en las últimas décadas, la comunidad gitana sigue sufriendo unos niveles de pobreza y exclusión que revelan la enorme brecha de desigualdad que les impide muchas veces el pleno ejercicio de sus derechos", se establece en el documento respaldado por todos los Grupo Parlamentarios, en el que se destacan los "altos" índices de fracaso escolar entre el alumnado gitano, las "dificultades" de las personas gitanas para acceder al mercado laboral, o la situación de infravivienda de muchas familias.

"Los poderes públicos tenemos la responsabilidad de garantizar la igualdad de todos los ciudadanos, también de los gitanos, poniendo en marcha las medidas necesarias para reducir las desigualdades sociales, combatir la discriminación y el anti gitanismo, y favorecer la participación activa de gitanos y de gitanas en todos los ámbitos y espacios de nuestra sociedad", concluye el documento.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.