Francisco Javier Jurado
El pregonero de la Semana Santa malagueña, Francisco Javier Jurado. FRANCISCO JAVIER JURADO

Enfermero de profesión, Francisco Javier Jurado nació en Málaga hace 64 años. Es miembro de la junta de gobierno de la Cofradía de El Rico y mayordomo de trono. Además, presenta y dirige el programa Nuestro Sentir Cofrade en Procono TV desde el año 1998.

El sábado pronunció el pregón de la Semana Santa de Málaga en el Teatro Cervantes, ¿a quién dedicó sus palabras?
Las palabras y el pregón tienen dedicatoria, a mis padres, familia, amigos, pero esencialmente es un evidente homenaje a Málaga, la ciudad de la que soy, he vivido, y que es mi eterna enamorada, al igual que para aquellos que hacen posible que tengamos la mejor Semana Santa del mundo, los malagueños...   

¿A qué quiso prestar especial atención?
A las advocaciones de nuestras cofradías. He querido trasladarlas a la actualidad, convirtiendo sus nombres en consecuencia con las circunstancias que vivimos. Circunstancias donde hay hermanos, vecinos, ciudadanos, que lo están pasando muy mal por diversos motivos.

Se convierte en el culmen de mi devoción, manifestar públicamente mi fe.

¿Cómo se enteró de que había sido elegido pregonero?
Me llamó a su despacho el presidente de la agrupación con otro pretexto y allí, bajo la mirada de un coronado de espinas, me confió la responsabilidad de pregonar nuestra Semana Santa. Me quedé pegado al sillón y me tuvo que decir bueno dame un abrazo. Entonces reaccioné y nos fundimos en un fraternal abrazo.

¿Cómo y cuándo se hizo cofrade Francisco Javier Jurado?
Con 5 o 6 años mis tíos me llevaban a la tribuna de la pulmonía, como llamaban a las tribunas de la rotonda del Marqués de Larios por el frío que hacía y además Coco, o sea yo, era el único sobrino que no se dormía. Acto seguido, nazareno en la Sangre, ahí se fue forjando el cofrade y cuando picaba el hombro a buscar hueco en los varales aún sin edad.

Desde 1998 cuenta la Semana Santa a todos los malagueños en Procono TV, ¿su mejor recuerdo?
El cariño de la gente, del público en general, especialmente las personas que por diversos motivos no pueden estar en las calles. Tantos recuerdos...

Pero cada miércoles, la cita es con el Señor de calle Victoria.
Se convierte en el culmen de mi devoción, manifestar públicamente mi fe. Jesús El Rico me eligió para tenerme a su lado, así lo sentí desde el primer momento, era 1969 y los tinglaos se cayeron a causa de un vendaval, destrozando los tronos que salían con hombres pagados y ese año lo sacamos los estudiantes, salvando la situación y hasta hoy.

¿Qué cambiaría de la Semana Santa?
Un Sábado Santo procesionable, la apertura de la puerta del Sol de la Catedral, mejorar el recorrido oficial actual, etc. Pero, sobre todo, incidir en que tenemos nuestro propio sentir cofrade, que no requiere importaciones de otro estilo. Pero aquí parece que si no copiamos algo, no lo revalorizamos y es al contrario.

Consulta aquí más noticias de Málaga.