ONU y UE
La alta representante de la UE para la Política Exterior, Federica Mogherini, y el enviado especial de la ONU para Siria, Staffan de Mistura. Stephanie Lecoco / EFE

Estados Unidos, Francia y Reino Unido han planteado al resto de miembros del Consejo de Seguridad de la ONU un proyecto de resolución condenando el supuesto ataque químico registrado en el norte de Siria. Tanto Naciones Unidas como la UE han pedido responsabilidades por lo ocurrido.

"Lo que pasó es horrible y vamos a pedir clara identificación de los responsables y rendición de cuentas", declaró el enviado especial de la ONU para Siria, Staffan de Mistura, en una rueda de prensa junto a la alta representante de la UE para la Política Exterior, Federica Mogherini. El político sueco aseguró que aún no hay "confirmación oficial o fiable" y que lo que se sabe es que fue "un ataque químico que vino del aire".

Mogherini fue más allá y dijo que "hay una responsabilidad objetiva de cualquier régimen sobre la protección de sus propios civiles", lo que consideró "un principio válido bajo la ley internacional en cualquier caso", si bien reconoció que aún no se dispone de "pruebas" sobre lo ocurrido.

Tras las conferencias internacionales previas de Kuwait y Londres sobre Siria, Mogherini señaló que la de Bruselas de este miércoles, en la que estarán presentes más de 70 delegaciones y que busca reafirmar los compromisos existentes e identificar apoyo adicional, la petición de rendición de cuentas en el conflicto sirio estará presente.

El ministro británico de Exteriores, Boris Johnson, que será uno de los oradores en la conferencia, insistió en que el supuesto ataque químico "debe ser investigado" y, sus autores, "llevados ante la Justicia".

También el ministro francés de Exteriores Jean-Marc Ayrault, consideró que "no hay duda" de que el régimen del presidente sirio, Bachar al Asad, es "responsable". "No hay duda sobre la responsabilidad del régimen de Damasco, del régimen sirio", indicó Ayrault a su llegada a la conferencia internacional sobre Siria. "Moscú reconoce que ha habido sobrevuelos y que son aviones sirios, que de hecho son rusos, los que dispararon misiles", agregó.

Reunión de urgencia

El máximo órgano de decisión de Naciones Unidas tiene previsto analizar la cuestión en una reunión de urgencia prevista para este miércoles. Según fuentes diplomáticas, el resto de países tienen hasta poco antes del inicio de la cita para expresar posibles reservas sobre el texto.

En principio, la intención es que el borrador de resolución sea votado ya este miércoles en esa reunión convocada a petición de París y Londres.

El texto condena el ataque en la localidad siria de Jan Shijún, en la provincia septentrional de Idleb, pide a la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ) que informe rápidamente sobre su investigación del suceso y exige a las autoridades sirias que colaboren con los expertos internacionales.

El ministro británico de Exteriores afirma que los autores del ataque químico deben ser "llevados ante la  Justicia"Las potencias occidentales han responsabilizado al régimen de Bachar al Asad del ataque, que dejó más de un centenar de muertos.

El presidente de EE UU, Donald Trump, habló de un probable "crimen de guerra" y dijo que "no puede ser ignorado por el mundo civilizado". Trump aseguró que Rusia e Irán, como garantes del alto el fuego en Siria, son responsables morales de lo sucedido.

El mandatario estadounidense opinó además que los "atroces actos del régimen de Bachar al Asad son una consecuencia de la debilidad e indecisión" mostradas por el Gobierno del anterior presidente, Barack Obama, quien "en 2012 dijo que establecería una línea roja" para intervenir en Siria en el caso de que se usaran armas químicas "y luego no hizo nada".

El presidente francés, François Hollande, afirmó que Al Asad "cuenta con la complicidad de sus aliados para beneficiarse de una impunidad intolerable". "Los que apoyan ese régimen pueden medir de nuevo la amplitud de su responsabilidad política, estratégica y moral", afirmó Hollande.

El pasado mes de febrero, Rusia y China vetaron una resolución que intentaba imponer sanciones al Gobierno de Damasco por el uso de armas químicas en 2014 y 2015.

Una investigación conjunta de la ONU y la OPAQ determinó que el régimen sirio estuvo detrás de varios ataques con sustancias prohibidas en esos años, mientras que señaló que Estado Islámico también usó armas químicas en al menos una ocasión.