El concejal del grupo popular en el Ayuntamiento de Marbella (Málaga) y parlamentario andaluz, Félix Romero, ha informado este martes, "ya que el equipo de gobierno no lo hace", del archivo por parte de la Fiscalía de la denuncia que presentó el equipo de gobierno sobre un posible delito de prevaricación en cuanto a prescripciones urbanísticas producidas durante la etapa municipal anterior.

Romero ha explicado que "una vez más ha quedado en evidencia la utilización que el PSOE está haciendo de la justicia para tratar de desacreditar al PP y a la anterior alcaldesa, Ángeles Muñoz, y conseguir de esta manera lo que tanto se le resiste en las urnas", por lo que ha exigido "que rectifique de manera inmediata y pida disculpas".

Ha recordado "los reiterados anuncios que hizo el portavoz municipal sobre el expediente de las prescripciones de las sanciones urbanísticas, en los que repetía constantemente que la exregidora podría haber cometido un delito de prevaricación, y el silencio vergonzante que ahora guarda tras conocer que la Fiscalía ha archivado este caso".

El portavoz del PP ha pedido al equipo de gobierno, y muy especialmente al PSOE, "que actúe con más seriedad y menos demagogia, que trabajen por sacar adelante los problemas de la ciudad y dejen de desprestigiar al oponente para desviar la atención de su absoluta incompetencia al frente de la gestión municipal".

Por otra lado, Romero se ha referido al hospital comarcal de la Costa el Sol y "a la interminable paralización de sus obras de ampliación, un monumento a la incapacidad más absoluta de la Junta de Andalucía y del actual equipo de gobierno municipal", tras conocerse que la concesionaria ha declarado el concurso de acreedores.

El también parlamentario ha lamentado que la Junta de Andalucía "no ofrezca ninguna salida a esta situación, y que, por el contrario, no vaya a rescatar la concesión hasta tanto no se termine el procedimiento judicial, lo que da una idea del nula voluntad política que existe para resolver esta situación".

"El alcalde, José Bernal, aseguró hace un año que tenía un plan B para el hospital, a este ritmo se le van acabar las letras del abecedario y toda seguirá igual", ha ironizado el edil 'popular', quien ha instado a Bernal a que "reclame de una vez a la Junta de Andalucía la finalización del hospital y fondos públicos para terminar ese despropósito".

RESPUESTA DEL EQUIPO DE GOBIERNO

Por su parte, el portavoz del equipo de gobierno, Javier Porcuna, ha informado de que el fiscal "sí detectó indicios de prevaricación en las causas urbanísticas que prescribieron bajo el gobierno del PP" y ha lamentado que la formación "intente utilizar políticamente el archivo de la causa, que se produjo a consecuencia del fallecimiento de su compañero y exconcejal de Urbanismo, Pablo Moro".

Porcuna, que ha mostrado la "indignación del equipo de gobierno ante un gesto ruin y de desfachatez por parte del PP", ha recordado que "en su momento se hizo una denuncia por los más de nueve millones de euros que prescribieron en el área de Urbanismo por dejar de actuar, por omisión en este caso, según entendíamos, en el cobro y en los requerimientos a aquellas personas y empresas que habían cometido alguna infracción urbanística".

Así, ha detallado que el Ayuntamiento recibió el 18 de noviembre de 2016 el archivo de la causa, "donde el fiscal jefe recogía en el punto tercero que en la conducta analizada se darían todos los elementos que requiere el tipo penal sobre prevaricación, ya que recoge una resolución dictada por autoridad o funcionario público en asunto administrativo, así como que sea objetivamente contraria a derecho; es decir, ilegal".

Además, según se recoge en dicho documento, "no hay ningún argumento técnico ni jurídico que sea mínimamente razonable para que se hayan archivado o prescrito esos expedientes", ha remarcado el edil, quien ha señalado que "otros de los elementos que el fiscal entiende que se dan y que requieren el tipo penal sobre prevaricación son que ocasione un resultado materialmente injusto, así como que la resolución sea dictada con la finalidad de hacer efectiva la voluntad particular de la autoridad o funcionario y con el conocimiento de actuar contra el derecho".

"Con estos argumentos, lógicamente debería haberse continuado la investigación o darle traslado al juez, pero se archiva porque se extingue la causa por la muerte del exconcejal de Urbanismo Pablo Moro", ha remarcado Porcuna, quien ha explicado que "entonces no salimos a la luz pública porque entendimos que ni era el momento ni era la oportunidad, y que cualquier manifestación podía perjudicar a su familia y sus allegados más directos en un momento especialmente delicado".

Así, ha señalado que "nos parecía de una falta de elegancia absoluta, incluso inmoral e indecente, por lo que lo que hicimos desde el equipo de gobierno fue adoptar la decisión del fiscal y obviamente, dadas las circunstancias, correr un tupido velo".

"Por ello, ante las declaraciones realizadas hoy por el PP, lo único que sentimos es indignación; una indignación que va más allá del rifirrafe diario y continuo de dimes y diretes entre partidos políticos; una indignación porque son manifestaciones que entran en el ámbito de la familia y que afectan a una persona que no se puede defender", según ha apuntado el portavoz municipal.

Por último, ha indicado que entienden que "en política no todo sirve y estar sometido al liderazgo de la señora Ángeles Muñoz no debería cegar al señor Félix Romero para hacer según qué cosas", ha concluido el edil.

Consulta aquí más noticias de Málaga.