Sobre las 12,30 horas de este pasado lunes, los agentes comprobaron que había dos perros de raza peligrosa sueltos

que impedían la entrada, identificando una furgoneta cargada de material eléctrico como reactancias, transformadores, cable, torretas de aire acondicionado, así como herramientas y útiles destinados a la instalación y acondicionamiento para adaptación del lugar como criadero de plantas de marihuana, ha informado en una nota el portavoz de la Policía Local.

Todo el material ha quedado intervenido de forma cautelar, poniéndose los hechos en conocimiento de la autoridad judicial y de la empresa suministradora Endesa.

Consulta aquí más noticias de Granada.