Citando a responsables estadounidenses implicados en las discusiones, el Times dijo que las propuestas tratadas para reformar los procedimientos que determinan si los detenidos se encuentran en condiciones adecuadas incluyen garantizarles representación legal en las audiencias.

También se está estudiando dar a jueces federales, en lugar de a oficiales del Ejército, autoridad para decidir si los sospechosos son detenidos, informó el diario.

Los responsables sostienen que trasladar a los detenidos a territorio estadounidense tendría que incluir mejores protecciones, indicó el Times.

Si los detenidos son reubicados, 'hay un reconocimiento de que por razones políticas se necesitarían procedimientos más contundentes que los actuales en Guantánamo', indicó un alto cargo citado por el periódico bajo la condición del anonimato.

Las autoridades dijeron que las actuales discusiones sobre las formas de cerrar Guantánamo habían ganado relevancia en las últimas semanas porque el secretario de Defensa, Robert Gates, ordenó a sus asesores que desarrollaran una propuesta para lograrlo.

Algunos responsables sostienen que dar más derechos a los detenidos podría ayudar estratégicamente al Gobierno, al eliminar un argumento presentado por sospechosos de Guantánamo ante el Tribunal Supremo de Estados Unidos que les podría dar más poder para objetar sus detenciones, dijo el Times.

Abogados dentro y fuera del Gobierno dijeron que una propuesta detallada del Gobierno para ampliar la protección legal a los detenidos podría influir en los jueces y llevarlos a concluir que no necesitan tomar una decisión en el caso Boumediene contra Bush.

Algunos responsables dijeron al periódico que las discusiones sobre derechos de los detenidos no eran un reconocimiento de políticas erróneas en Guantánamo, sino más bien una señal de que Washington está evaluando las consecuencias de cerrar la prisión y reubicar a los presos.

Sin embargo, algunos responsables están proponiendo mayores cambios.

Se necesitarían leyes para autorizar que los detenidos considerados como una amenaza sean detenido 'hasta el fin de las hostilidades' en la guerra contra el terrorismo antes de que puedan ser trasladados, indicó el Times, y antes debería construirse un lugar seguro en Estados Unidos.*.