Tras reconocer su "alegría" por la bajada del desempleo, ha recordado que "más del 90 por ciento de los nuevos contratos son temporales", por lo que la precariedad "sigue siendo una de las señas de identidad de la reforma laboral".

En declaraciones recogidas por Europa Press, ha cifrado en 172 millones de euros la recaudación que ha dejado de conseguir la Seguridad Social en los últimos cuatro años por las bajas cotizaciones de estos contratos.

"No es empleo de buena calidad", ha sentenciado Álvarez, quien ha apostado por derogar la reforma laboral y acabar con "los bajos salarios y los contratos temporales". "Necesitamos contratos de buena calidad, con mayores salarios, que sean indefinidos y vinculados al sector industrial, que es el que ofrece la mayor estabilidad", ha concluido el socialista.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.