La Rioja tiene 19.007 desempleados una cifra todavía alta, pero con tendencia paulatina a reducirse, aunque de forma muy lenta. El panorama "es positivo, pero hay que intensificar el esfuerzo y apoyo a las empresas riojanas, facilitándoles el crédito, reduciendo los impuestos y las cargas fiscales, apoyando su innovación e internacionalización y estimulando su actividad con menos trabas burocráticas, luchando contra la economía sumergida y el fraude".

También es fundamental que se produzca la máxima estabilidad política y seguridad jurídica para que el mercado tenga más confianza y se fortalezca el consumo. Con estos factores, el empleo "debe seguir recuperándose".

Consulta aquí más noticias de La Rioja.