Esta primera actuación se centrará en un tramo de casi tres kilómetros que se inicia cerca de Torrehermosa -en el punto hasta el que llegará la futura variante- y discurre hasta el casco urbano de Alconchel de Ariza.

Los trabajos permitirán mejorar el trazado actual de la carretera suprimiendo curvas cerradas y cambios de rasante y ampliando la anchura de la calzada hasta los siete metros. Para ello habrá que acometer diversos trabajos de excavación y terraplenado.

Además, se renovará el firme y se construirá un andador peatonal en el tramo urbano de Alconchel de Ariza, donde también se levantará un muro de mampostería para retener las tierras de la ladera y mejorar la estética del paseo.

El proyecto incluye, asimismo, la reposición de los accesos a fincas, las obras de fábrica necesarias para drenar la calzada y la señalización vertical y horizontal, ha detallado la institución provincial en una nota de prensa.

La licitación del acondicionamiento de la CV-937 entre Torrehermosa y Alconchel de Ariza ya se publicó en el Boletín Oficial de la Provincia de Zaragoza. Ahora las empresas interesadas pueden presentar sus ofertas hasta el 10 de abril.

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.