El detenido, con antecedentes policiales anteriores a estos hechos, ha sido puesto a disposición judicial, ha informado la Policía Nacional en una nota de prensa en la que explica que se le atribuye también la presunta autoría de la sustracción de otro teléfono móvil que portaba en el momento de la detención.

Investigaciones posteriores determinaron que había sido sustraído del interior de un piso de la zona norte de la capital granadina al que el joven habría entrado escalando hasta en tres ocasiones para sustraer efectos.

Las pesquisas se iniciaron cuando se recibió la denuncia de la joven que manifestaba haber sido víctima de la sustracción de su teléfono móvil el cual llevaba dentro de su bolso que "le fue arrebatado tras darle un empujón en el interior del portal de su domicilio hasta donde la había seguido el autor".

Paralelamente a esta investigación se venían realizando pesquisas por la comisión de tres robos en el interior de una misma vivienda sita en la zona norte de la ciudad, cometidos en los últimos meses, a la que habían accedido mediante escalo. En la última de las ocasiones el individuo llegó a dejar encerrado en la cocina a su morador, que fue liberado por un vecino.

Los trabajos de los grupos de Delincuencia Urbana de Distrito Centro y de Robos de la Brigada Provincial de Policía Judicial de Granada apuntaron al individuo detenido como presunto autor de estos hechos que también le han sido imputados.

Consulta aquí más noticias de Granada.