Así lo ha indicado el fiscal superior de Baleares, Bartolomé Barceló, en un escrito remitido a los medios de comunicación en el que detalla que, con fecha de 31 de marzo de 2017, se incoaron de oficio en Fiscalía estas diligencias.