Anciano. Pensiones
Imagen de archivo de un anciano. PEXELS

El Presupuesto de la Seguridad Social para 2017 incluye, a la vista de su situación financiera, un préstamo del Estado por importe de 10.192 millones de euros para garantizar que el sistema pueda cumplir con el pago de prestaciones, según consta en el proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado (PGE) para este año.

El ministro Montoro había avanzado ya que este préstamo no "incrementará la deuda pública" y este martes el secretario de Estado de Presupuestos y Gastos, Alberto Nadal, ha avanzado que la cantidad se traspasará desde el principio y que no se esperará a que falte dinero para activarlo.

El Gobierno calcula que la Seguridad Social registrará este año un déficit del 1,4% del PIB (solo dos décimas menos que en 2016) y que éste irá reduciéndose progresivamente hasta alcanzar en 2019 el 1% del PIB. Según subraya el Ejecutivo, las líneas de actuación del presupuesto de la Seguridad Social para 2017 "irán encaminadas a garantizar la sostenibilidad financiera del sistema, que es una de las prioridades esenciales del Gobierno".

Según el proyecto de Presupuestos, la Seguridad Social ingresará por cotizaciones sociales un total de 110.560,3 millones de euros en 2017, un 5,7% menos que lo presupuestado inicialmente en 2016 pero un 6,8% más si se calcula sobre la liquidación real del año pasado. Este montante permitirá a la Seguridad Social financiar el 76,3% de su presupuesto total, según asegura el Gobierno.

El Ejecutivo calcula que en 2017 la Seguridad Social ingresará 103.834,9 millones de euros en cotizaciones de empresas y trabajadores, un 5,9% menos que en el presupuesto de 2016 y un 6,9% más sobre lo liquidado realmente.

"A la Seguridad Social no le faltarán recursos"

El mayor gasto del presupuesto será el de las pensiones, que concentrarán 139.647 millones, un 3,1% más que en las cuentas del ejercicio 2016, así como un 40% del gasto total. El Gobierno subió un 0,25% las pensiones en enero de 2017. El gasto en esta partida se ha visto incrementado en un 42% desde el inicio de la crisis, desde los 98.011 millones de euros que suponía en el Presupuesto de 2008.

El secretario de Estado de Seguridad Social, Tomás Burgos, afirma que "cualquier" instrumento de pago para garantizar las pensiones se coordinará con el Fondo de Reserva de la Seguridad Social de la forma "más eficiente y eficaz posible para la economía española y las necesidades del sistema".

Así lo ha señalado en la rueda de prensa de valoración de los datos del paro del mes de marzo, donde también ha insistido en que al sistema de Seguridad Social "no le van a faltar recursos" por parte del Estado para atender sus obligaciones y compromisos de pago de las pensiones en 2017. Burgos ha recordado que la 'hucha de las pensiones' cuenta todavía con más de 15.000 millones, pero esa cantidad daría solo para abonar la extra de junio, no la de diciembre.

Un reglamento para mejorar el atractivo de las pensiones privadas

La cantidad que el Estado prestará a la Seguridad Social se conoce el mismo día que el ministro de Economía, Luis De Guindos, durante un acto de la patronal de seguros Unespa en el Foro Nueva Economía, ha explicado que el Ejecutivo prepara un reglamento para mejorar el atractivo de los productos de ahorro para la jubilación.

Guindos indica que "debe hacerse un esfuerzo" por incrementar el atractivo de los productos de previsión social complementaria y recuerda que el sector asegurador desempeña un papel "importante" en el conjunto de la economía española, favoreciendo el desarrollo de la actividad económica, ofreciendo oportunidades de negocio y creando riqueza a través de la gestión, "minizando riesgos de familias y empresas".