La Policía Nacional inició la investigación después de que en julio de 2016, detuviera a una persona por realizar llamadas al teléfono de emergencias 112 del Gobierno de Canarias, advirtiendo falsamente de la colocación de un coche bomba. Esta llamada se realizó con una tarjeta SIM a nombre de una persona de nacionalidad extranjera que nunca había visitado España.

Posteriormente, los agentes pudieron localizar un establecimiento comercial en la zona Puerto de la capital grancanaria, regentado por dos hombres, que ofrecían tarjetas SIM de prepago a nombre de terceras personas, con datos que se habían obtenido de forma fraudulenta, y que eran compradas por individuos interesados en ocultar su identidad con fines delictivos, según informó la Policía Nacional en nota de prensa.

Los agentes pudieron encontrar en dicho local gran cantidad de documentación personal de clientes, que era supuestamente utilizada para contratar las mencionadas líneas telefónicas. Por ello, la Policía Nacional detuvo a los dos individuos como presuntos autores de los delitos de falsedad documental y estafa, además de otro contra la intimidad.

Finalmente, instruido el correspondiente atestado policial, los detenidos fueron puestos a disposición de la Autoridad Judicial competente.

Consulta aquí más noticias de Las Palmas.