Así lo ha señalado en respuesta de una pregunta formulada por el diputado de El Pi Proposta Per Les Illes Balears Josep Melià quien ha mostrado su preocupación ante una posible modificación de la parcela mínima establecida, ya que, según ha dicho, este tipo de informaciones "están provocando un efecto llamada" para los constructores.

"Para El Pi es un tema intocable y fundamental", ha remarcado Melià en referencia a no tocar la parcela mínima de 14.000 metros cuadrados para construir en rústico.

Pons ha insistido en que esta posibilidad no se contempla en el anteproyecto de Ley de Urbanismo, porque "en esta Comunidad las competencias en materia de ordenación territorio son de los Consells Insulars".

"Cada Isla hace su camino a partir de Plan Territorial Insular. No se hace desde una ley, porque cada Consells lo determina en función de las características de cada territorio", ha apostillado.