Camuflaje de combate
Soldados estadounidenses participan en el ejercicio de defensa multinacional Iron Sword 16 cerca de Vilna (Lituania). En estos ejercicios militares de la OTAN participan unos 4.000 escuadrones procedentes de varios países. Olivier Hoslet / EFE

El Ejército sudafricano ha advertido a los civiles que vistan uniformes o prendas de las Fuerzas Armadas sudafricanas de que se exponen a fuertes multas e incluso penas de hasta cinco años de cárcel, ha informado este martes el diario The Star.

"Estamos cansados de que la gente lleve ropa de camuflaje militar. La gente ha ido demasiado lejos y lo ha convertido en un accesorio de moda", declaró al periódico el portavoz del Ejército, Mafi Mgobozi, en referencia a una tendencia popular en todo el mundo.

"Hemos visto que mucha gente viste camuflaje militar sin ser parte de las Fuerzas Armadas de Sudáfrica", agregó Mgobozi, que alertó también del uso de prendas propias de los soldados por parte de delincuentes para cometer robos y otras infracciones haciéndose pasar por militares.

El Ejército sudafricano ha expresado su "profunda preocupación" por la creciente utilización por civiles de prendas confeccionadas para los militares del país e incluso de uniformes completos, a pesar de estar prohibida su venta.

"Cuando un miembro de las Fuerzas Armadas de Sudáfrica se retira, fallece o deja el servicio activo, este miembro y su familia no pueden ni deben vestir, exponer o vender ninguno de los accesorios del uniforme", recuerda el Ejército en un comunicado.

Prendas militares del sudafricano y de otros Ejércitos pueden encontrarse fácilmente en mercadillos y tiendas de segunda mano del país austral, donde es habitual que los ladrones utilicen uniformes de las fuerzas del orden para cometer robos, sobre todo de vehículos.