Un incendio registrado en la tarde de este lunes en una cueva ubicada en un paraje escarpado conocido como La Molineta, en el barrio de Los Ángeles de la zona norte de la ciudad de Almería, provocó la muerte de tres jóvenes, en concreto, dos chicas de unos 12 y 14 años de edad y un joven de unos 21 años. La Policía investiga a cinco menores de edad implicados en el suceso.

Sobre las 20.00 horas de este lunes, el teléfono único de emergencias europeo, según informó el Servicio Coordinado de Emergencias 112 de Andalucía, recibió el aviso de que estaba ardiendo "un sofá" en el interior de una cueva de la zona de la Molineta, situada junto al Instituto de Educación Secundaria (IES) Argal de la capital almeriense, y que tres ocupantes estaban atrapados.

Hasta la zona se desplazaron de inmediato efectivos de la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias (EPES), Bomberos, Policía Local y el Cuerpo Nacional de Policía, cuya unidad de Policía Judicial se encuentra al frente de las investigaciones de lo sucedido, habiendo decretado el secreto de sumario sobre las actuaciones.

Según las primeras investigaciones, y de acuerdo con el testimonio de familiares de una de las víctimas, el fuego se originó en un sofá, causando la muerte de los tres jóvenes, y sin que haya trascendido la filiación entre las víctimas.

Otras fuentes, no obstante, señalaban que el fuego se originó en el exterior y se propagó hacia el interior, lo que impidió a las víctimas escapar del fuego. Así lo apuntaron a Efe fuentes de los Bomberos de Almería, que incidieron en que la carga de fuego en el exterior de la cueva era "intensa y consistente", lo que hizo imposible que los jóvenes pudiesen abandonar un espacio de "apenas dos o tres metros de profundidad".

En cualquier caso, fuentes municipales indicaron a Europa Press que no se conocen los motivos de las muertes de estos jóvenes, ya que, si bien los cuerpos presentaban múltiples quemaduras al ser hallados por los bomberos, podrían haber fallecido por inhalación de humo.

Por estos hechos se han registrado, hasta el momento, las detenciones de cinco personas, menores de edad –entre 14 y 16 años y, al parecer, varones, por su supuesta implicación en el incendio. No se descarta ninguna hipótesis sobre el origen de las llamas.

El incendio se registró en una cueva –de no más de tres metros de profundidad– ubicada a las afueras del término municipal de la capital almeriense, en el barrio de Los Ángeles, y donde se suelen acumular numerosos enseres como sofás, colchones o muebles. 

Consulta aquí más noticias de Almería.