"Honrado por tener mi primer tatuaje, hecho por el amigo de mis padres Mark Mahoney", publicaba Brooklyn, el hijo de David y Victoria Beckham, este domingo en su cuenta de Instagram junto a una serie de fotos del proceso.

El joven de 18 años ha escogido la imagen de un indio nativo americano en su antebrazo derecho para comenzar a decorar su piel, algo que no ha gustado a muchos de sus seguidores y seguidoras, que temen que Brooklyn acabe tan tatuado como su padre, quien tiene torso, piernas y brazos totalmente cubiertos con tinta.

El joven se ha mostrado muy agradecido tanto al tatuador como a sus padres y ha demostrado el amor que le tiene a su progenitor eligiendo para sí uno de los 40 tatuajes que David Beckham ya tiene en el cuerpo.