La policía italiana ya tiene a su disposición el que probablemente sea el coche más potente de su flota. Lamborghini ha entregado al cuerpo de seguridad un modelo de Huracán que utilizarán las patrullas que circulan por autopistas y autovías de la región de Bolonia. La compañía ha llamado a este vehículo Huracán Polizia, una versión del deportivo con el que comparte nombre de pila, que se entregó al cuerpo en un acto en el que estuvieron presentes el ministro de Interior italiano y representantes de Lamborghini.

Los agentes aprovecharán su potente motor para, además de realizar operaciones policiales corrientes, transportar sangre y órganos de manera urgente, tal y como ya hace otro Lamborghini Huracán desde 2015 para la patrulla de autovías de Roma (vídeo arriba).

El Huracán Polizia está personalizado con los colores del cuerpo de seguridad italiano, el llamado azul 'medium', con partes blancas y las letras preparadas para dar una sensación más dinámica, coronado todo ello con la bandera italiana que va de lado a lado del vehículo. Incluye neumáticos Pirelli P Zero especialmente creados para este modelo, con los laterales tintados con los colores del cuerpo.

Este modelo de Lamborghini, una variante de la versión Coupé del Huracán, con un motor V10 de 610 caballos de potencia y tracción en las cuatro ruedas. Su chasis está fabricado con aluminio y fibra de carbono, y la pretensión de la policía sumando este vehículo a su flota es que las características especiales que tiene le permitan dar rendimiento bajo condiciones extremas y a velocidades muy elevadas.

Vista lateral del Huracán Polizia

Para la variante policial, Lamborghini ha introducido tecnologías como un sistema de a bordo que se maneja deste una tableta, con un equipo de grabación de voz y una cámara de vídeo, que la policía podrá utilizar para documentar operaciones en la carretera.

También tendrá espacio específico para la pistola, un extintor portátil, un lugar reservado para la radio policial y el soporte de la clásica señal blanca y roja de stop para hacer que otros vehículos se detengan.

Su principal cometido, más que aprovechar su gran velocidad para perseguir ladrones, será la de prestar asistencia médica. El compartimento comúnmente destinado a llevar equipaje, en este caso, se utiliza para que equipos de refrigeración puedan transportar con seguridad órganos para transplantes urgentes.

También tiene sistemas para asistencia médica urgente, como un desfibrilador, que permite realizar maniobras de primeros auxilios en situaciones que lo requieran. Todo un lujo que permite a la policía italiana tener entre sus activos un vehículo capacitado para responder en casos extremos.