La tripulación de la compañía Girjet, detenida en Chad
Se adelantan gestiones legales y diplomáticas para liberar a los ciudadanos españoles. ARCHIVO

Los familiares de la guadalajareña Mercedes Calleja, uno de los siete españoles detenidos en relación con el intento de secuestro de 103 menores por parte de la ONG francesa 'El Arca de Zoé' en Chad, mantienen que Calleja es inocente y piden más información sobre su situación ya que aún no han podido hablar con ella.

Mercedes Calleja, natural de Galápagos (Guadalajara), y residente en Alcalá de Henares, llevaba más de un año trabajando en la compañía aérea Girjet y simplemente "fue a hacer su trabajo, cumplir como azafata, y desconocía lo que iba a hacer", afirmó su madre, Julia Muñoz.

Sus familiares manifiestan que "están desesperados" ante esta situación, y están dispuestos a ir hasta Chad

Sus familiares manifiestan que "están desesperados" ante esta situación, y están dispuestos a ir hasta Chad si tienen la posibilidad para ver qué ocurre, "ya que lo único que saben de ella es por la televisión". Además, aseguran que si hay alguien culpable es la ONG francesa.

El cruce de informaciones generado estos días en relación con los tripulantes del avión que se han visto involucrados en el presunto intento de secuestro de 103 niños por parte de la ONG francesa 'El Arca de Zoé' en Chad, ha sido el motivo de que tanto la compañía catalana Girjet como el Ministerio hayan tenido dificultades para clarificar el lugar de origen del personal del avión.

Inicialmente señalaron que Calleja era asturiana, algo que desmintió el Ministerio de Exteriores.

Sin embargo el ministro Miguel Angel Moratinos ha mantenido "varios contactos" con su homólogo francés, Bernard Kouchner, para discutir la situación de los siete españoles y los nueve franceses detenidos, pero por el momento no hay una acción conjunta por parte de las dos diplomacias, según indicó un portavoz de Exteriores.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE GUADALAJARA.