Venezuela
Soldados de la Guardia Nacional impiden el paso de un grupo de diputados que protestan en la sede del Tribunal Supremo de Justicia, en Caracas (Venezuela), tras la sentencia por la que este tribunal decidió asumir las competencias de la Asamblea Nacional. Cristian Hernández / EFE

El Gobierno de Estados Unidos lamentó este jueves el "grave revés a la democracia en Venezuela" por el fallo del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) que arrebata los poderes al Parlamento e instó al presidente del país, Nicolás Maduro, a celebrar elecciones "cuanto antes".

"Estados Unidos condena la decisión del Tribunal Supremo de Justicia de usurpar los poderes de la Asamblea Nacional elegida democráticamente", dijo el portavoz interino del Departamento de Estado, Mark Toner, en un comunicado.

Toner afirmó que se trata de "una ruptura de las normas democráticas y constitucionales" que "daña enormemente a las instituciones democráticas de Venezuela y niega al pueblo venezolano el derecho a decidir el futuro de su país a través de sus representantes". "Creemos que es un grave revés para la democracia en Venezuela", enfatizó.

Washington exhortó a Caracas a "permitir que la Asamblea Nacional elegida democráticamente ejerza sus funciones constitucionales, a celebrar elecciones cuanto antes y a liberar inmediatamente a todos los presos políticos".

"En lugar de apartar a las instituciones de la toma de decisiones democrática, el Gobierno de Venezuela debería cumplir los compromisos que asumió durante el proceso de diálogo de 2016, las obligaciones con su propio pueblo y las asumidas en la Carta Democrática Interamericana", señaló.

"Golpe de Estado"

El TSJ asumió las competencias de la Asamblea Nacional por considerar que sigue en "desacato" y lo hizo a través de un fallo en el que autoriza a Maduro a constituir empresas mixtas sin control parlamentario.

El presidente de la Asamblea Nacional, Julio Borges, calificó esta sentencia de "basura" y anunció que el Parlamento la desoirá porque "los diputados están obligados a desconocer cualquier sentencia que viole la Constitución y las leyes". "Es nula", sostuvo.

El líder opositor denunció que se trata de "un golpe de Estado", porque el objetivo del fallo es que Maduro pueda "concentrar todo el poder en sus manos" para "hacer las leyes que le dé la gana, endeudar al país como le dé la gana y perseguir a los venezolanos como le dé la gana".

En respuesta, llamó a los venezolanos a "ponerse de pie" en las calles y pidió a la Fuerza Armada que tome partido.