La obra con dirección escénica de Mario Martone y dirección musical de Domenico Longo, cuenta con las voces de Carmen Romeo (Fiordiligi), Carol García (Dorabella), Joan Martín-Royo (Guglielmo), Giorgio abogados (Ferrando), la mallorquina Susana Cordón (Despina) y el menorquín (Simón Orfila), además del Coro del Teatro Principal y la Orquestra Simfònica.

Raffaele Di Florio, colaborador de Mario Martone en la dirección escénica; Sergio Tramonti, autor de la escenografía; Pasquale Mari, diseñador de la iluminación; y Ursula Patzak, responsable del vestuario que creó hace años Vera Marzot, fallecida en 2012, completan el equipo.

El director del Teatre Principal, Carlos Forteza, ha calificado esta producción de "histórica" y ha destacado que llega a Palma 19 años después de su estreno, que supuso el debut de Mario Martone, "prestigioso realizador cinematográfico en Italia, en el mundo de la lírica".

Desde entonces, ha girado por Italia además de otros ciudades europeas, como La Coruña donde, según ha asegurado, triunfó en el Festival Mozart de la capital gallega en 2008.