Jornada sobre la tuberculosis bovina.
Jornada sobre la tuberculosis bovina. EUROPA PRESS/JUNTA

Más de 150 personas han asistido este miércoles en Almonaster la Real (Huelva) a las III Jornada Técnica de Encinal: 'El problema de la tuberculosis bovina en las dehesas de Andalucía', que se ha celebrado en el marco del proyecto Life bioDehesa.

El delegado territorial de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, Pedro Pascual Hernández, ha inaugurado este miércoles en Almonaster la Real (Huelva), junto al presidente de Foro para la Defensa y Conservación de la Dehesa, Encinal, José Luis García-Palacios, esta jornada.

Así, más de 150 asistentes, en su mayor parte ganaderos llegados de todos los puntos de la provincia, han participado en la III Jornada Técnica de Encinal: El problema de la tuberculosis bovina en las dehesas de Andalucía, que se ha celebrado en el marco del proyecto Life bioDehesa, del que Encinal forma parte.

La tuberculosis bovina, según ha precisado Asaja, una enfermedad que padece el ganado bovino y ciertas especies de animales silvestres, registra una alta prevalencia en la provincia de Huelva, donde estas especies ganaderas se crían en extensivo en las dehesas y donde además pueden entrar en contacto con ejemplares silvestres que puedan actuar como portadores de la bacteria que la provoca. Por ello, desde Encinal se consideró que era "muy necesario" analizar la situación actual y las posibles soluciones que contribuyan a paliar el efecto de la enfermedad sobre el ganado.

Por su parte, la Junta de Andalucía confía en que el "trabajo conjunto" de todos los agentes implicados, desde la Administración hasta las Agrupaciones de Defensa Sanitaria Ganadera (ADSG) y el propio sector, así como de todos los actores comprometidos con la salvaguardia de un ecosistema esencial en términos ambientales y económicos como la dehesa, "atajará el problema de la tuberculosis bovina".

Así lo ha expresado el delegado territorial de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, Pedro Pascual Hernández, durante esta jornada, donde se ha abordado el escenario actual, posibles soluciones y las medidas e hitos de la vigilancia y el control de esta enfermedad animal, según ha informado la Junta en una nota de prensa.

Pedro Pascual Hernández ha reiterado, en este sentido, que "estamos en el buen camino" y ha reivindicado la "buena salud" y la "calidad" de la cabaña ganadera onubense, lo que se traduce, a su juicio, en la "mejor garantía" y en un "sello de excelencia indudable" ante los consumidores.

Para el responsable del ramo en Huelva, que ha destacado el "rigor" de unos programas que sitúan a Andalucía como referente en la lucha contra patologías animales, tanto en lo que se refiere a prevención como a detección y erradicación, ha puesto de relieve que, si bien se ha registrado un aumento de la prevalencia global (rebaños afectados respecto al total), esto no se debe a un agravamiento de la situación, sino a que la intensificación de los controles y la mejora de la sensibilidad de los medios de diagnóstico.

"Esto nos han permitido tomar una panorámica más exacta de la realidad y que la afrontemos, por tanto, de un modo más eficaz", ha explicado el delegado.

Bajo este contexto, el delegado territorial de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural ha matizado que, incluso, en la provincia la situación es más "favorable" que en el resto de Andalucía. De hecho, como ha aportado, si en el conjunto de la región la prevalencia global ha ascendido, según los datos de 2016, hasta el 17,1 por ciento (desde el 15,7 por ciento anotado en 2015), en Huelva se reduce al 11,13 por ciento de los rebaños (un 9,53 por ciento en el ejercicio anterior).

Lo mismo ocurre con la incidencia individual (animales contagiados detectados), que, mientras en la comunidad autónoma, con un censo de unas 550.000 cabezas repartidas entre 6.500 explotaciones, ha quedado fijada en el último ejercicio en el 2,1 por ciento, en la geografía onubense se ha asentado en el 1,9 por ciento de una población total de 63.000 reses distribuidas entre 1.600 instalaciones.

El programa andaluz de erradicación de la tuberculosis bovina ha incorporado desde 2016 una serie de medidas adicionales de control aplicables tanto al ganado en sí como a las especies silvestres que actúan como vectores de la patología, tales como el ciervo o el jabalí.

Esto se suma a actuaciones específicas como la puesta en marcha de acciones informativas, formativas y divulgativas para ganaderos y veterinarios y a la introducción de otras mejoras como el desarrollo de un proyecto piloto por el que la Unión Europea (UE), en respuesta a las propias demandas del sector, ha autorizado el traslado a cebaderos de aquellos terneros sanos (menores de ocho meses) de explotaciones que presenten algún caso positivo.

La jornada también se ha centrado en uno de los factores de riesgo a la hora de contemplar la propagación de ciertas enfermedades ganaderas, como es el contacto con especies silvestres que puedan ser portadoras.

Así, el coordinador regional del Programa de Vigilancia Epidemiológica de la Fauna Silvestre de Andalucía, Félix Javier Gómez-Guillamón Manrique, ha explicado en qué consiste el programa de vigilancia epidemiológica de la fauna silvestre, cuáles son sus objetivos y en qué contribuye a paliar los riesgos de afecciones entre la cabaña ganadera, sobre todo en sistemas de crianza en extensivo como se da en las dehesas, donde es habitual que el ganado entre en contacto con otras especies animales silvestres, por lo que es necesario establecer medidas de prevención adaptadas al entorno.

A renglón seguido, el jefe de Área de Programas Sanitarios y Zoonosis de la Subdirección General de Sanidad e Higiene Animal y Trazabilidad del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, José Luis Sáez Llorente; y el Jefe de Servicio de Sanidad Animal de la Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural de la Junta de Andalucía, Manuel Fernández Morente, han tratado la situación actual y las posibles soluciones ante la tuberculosis bovina, como responsables de las principales administraciones implicadas en el control de enfermedades ganaderas dentro de las que, en los últimos meses, la tuberculosis bovina se ha convertido en objeto de gran preocupación.

Finalmente, se ha celebrado un coloquio moderado por el director general de Asaja-Andalucía, Vicente Pérez, en el que los asistentes han podido plantear sus dudas, preocupaciones e incluso compartir sus experiencias como ganaderos dentro de la temática objeto de la jornada.

Esta actividad, que forma parte del marco del Programa de Formación y Asesoramiento del proyecto Life+BioDehesa, ha sido totalmente gratuita y ha supuesto no sólo una oportunidad de escuchar las explicaciones de los expertos que han ofrecido las conferencias sino también un interesante foro en el que intercambiar experiencias y poner de manifiesto cuáles son las principales preocupaciones del sector en cuestión de sanidad animal.

Consulta aquí más noticias de Huelva.