Emma Thompson
La actriz Emma Thompson en la Berlinale, en 2016.  GTRES

La actriz Emma Thompson ha confesado en una entrevista a una cadena de televisión sueca que estuvo a punto de rescindir su contrato con la serie Retorno a Brideshead por las presiones que recibió una compañera de la ficción sobre su peso.

Con estas declaraciones, la ganadora de dos Oscar quiso poner en evidencia las exigencias a las que se enfrentan las actrices por su aspecto físico. "Hay tantas actrices que son muy delgadas, tienen 30 años y simplemente no comen", recalcó.

Abanderada de la lucha de las mujeres por mejor trato en la industria del cine, Thompson destacó en la conversación que no vivía en Los Angeles porque se siente "muy gorda" cada vez que viaja a la ciudad.

"Me gustaría lavarle el cerebro a las mujeres y explicarles que su aspecto físico no tiene ninguna importancia", remató la intérprete. Ella tiene claro, gracias a su experiencia, que a los directores que opinan sobre su físico "les digo: '¿Perdona, quieres que sea una actriz o una modelo?'".