Valladolid. Firma del Pacto por la Reindustrialización
Valladolid. Firma del Pacto por la Reindustrialización EUROPA PRESS

Todos los partidos políticos con representación en las Cortes, a excepción de IU, han rubricado este miércoles un acuerdo por la reindustrialización de Castilla y León que deja fuera del modelo el desarrollo de las técnicas de fractura hidráulica, prevé incrementar el gasto público en I+D+i hasta 350 millones de euros en 2020 y compromete 836 millones de recursos públicos para el periodo 2017-2020.

El presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera, ha firmado este acuerdo con los portavoces parlamentarios de PSOE, Luis Tudanca; Podemos, Pablo Fernández; Ciudadanos, Luis Fuentes, y PP, Juan José Sanz Vitorio, y la voluntad del de UPL, Luis Mariano Santos, de respaldarlo aunque no pudo estar presente en la firma, sólo IU ha rechazado el documento.

No obstante, a pesar de que todos los grupos han considerado "importante" el acuerdo alcanzado hoy, ya que posibilitará impulsar la inversión industrial y corregir "desequilibrios territoriales", el portavoz de Podemos ha advertido de que éste será posiblemente el último pacto de Comunidad en el que se contará con su grupo dado el "nulo" cumplimiento de acuerdos anteriores.

En concreto, como ha explicado el presidente de la Junta, la firma de este acuerdo "no ha sido fácil", se ha gestado en base a la inclusión de "aportaciones" y "renuncias" y se centra en la concepción de la industria como sector "estratégico" de la Comunidad generador de "riqueza".

Herrera ha reconocido que la crisis se "llevó por delante" algunas industrias en la Comunidad como consecuencia de las deslocalizaciones, por lo que ahora se prevé, con un conjunto de medidas incluidas en el acuerdo, "reforzar" la base industrial desde el "más amplio acuerdo económico y social".

Además de avanzar en el "liderazgo" industrial de Castilla y León, mejorar el gasto público en I+D+i, el acuerdo establece el impulso de nuevas actividades productivas desde la potenciación de los recursos endógenos como "fuente de riqueza". Así, uno de los acuerdos destacados tanto por el PSOE como por el presidente es la renuncia al fracking para la extracción de gas.

En este punto el presidente ha reconocido cierta "ambigüedad" en su programa de gobierno en el que se hablaba de "investigar" sobre esta práctica, no obstante, finalmente y en aras al acuerdo, se ha optado por dejar fuera del modelo industrial de Castilla y León el desarrollo de las técnicas de fractura hidráulica.

Herrera ha agradecido que los grupos parlamentarios no hayan exigido la elaboración de una norma con rango de ley para prohibir esta práctica, ya que esta situación hubiera generado dudas constitucionales

que "hubieran nublado el acuerdo".

En este punto, el portavoz del PSOE ha reseñado que la inclusión de este punto responde a una propuesta expresa de su grupo dentro de un pacto que se compromete con la necesidad de lograr "empleo de calidad". En este contexto, Tudanca ha ensalzado el trabajo realizado por Junta y el procurador socialista Javier Izquierdo en pro del pacto en el que, a su juicio, se han alcanzado "avances significativos".

LOS GRUPOS

Así, el líder socialista ha destacado como "avance relevante" la posibilidad de realizar un seguimiento del grado de ejecución, ya que la Junta se ha comprometido a informar anualmente en las Cortes de la evolución del mismo.

Por su parte, el portavoz de Ciudadanos ha insistido en la apuesta de su grupo por consensuar todo aquello que "sea beneficioso para los ciudadanos de la Comunidad". "Es importante ir todos de la mano", ha aseverado, tras lo que ha lamentado que para la elaboración del documento no se haya contado con la evaluación de planes anteriores para no volver a caer "en los mismos errores".

Pablo Fernández, de Podemos, ha insistido en que su firma obedece a su respaldo a lo planteado en el Plan aunque ha insistido en que probablemente no volverá a rubricar acuerdos de este tipo ante la "nula" ejecución de acuerdos anteriores. "Es triste tener que decir que dudo de que lo que aquí se firme se vaya a cumplir", ha aseverado, al tiempo que ha insistido en que "la Junta va a su aire, no cumple lo que firma" y tiene una "credulidad marchita".

El portavoz del PP, Juan José Sanz Vitorio, ha calificado este firma de "satisfactoria" y ha lamentado el "desacuerdo preventivo" planteado por Podemos. "El diálogo social y política es la principal fortaleza que tenemos como Comunidad", ha aseverado.

Por su parte, el procurador de IU, José Sarrión, ha argumentado su negativa a plasmar su firma en un documento que, a su juicio, "no corrige desequilibrios" y que no es más que una "declaración de intenciones", cuyas medidas no son más que "una declaración institucional"

EL PLAN CON DETALLE

Así, como ha detallado el presidente, el primero de los objetivos de este plan es "reindustrializar" y "avanzar en el liderazgo industrial" para que la industria manufacturera represente el 20 por ciento del VAB en el año 2020. En segundo lugar, el texto recoge el compromiso de incrementar el gasto público en I+D+i hasta alcanzar el 3 por ciento del gasto no financiero del presupuesto de las consejerías para 2019, con el objetivo de llegar al 3 por ciento del PIB entre la inversión pública y privada en el ejercicio siguiente.

De este modo, la Junta asegura un apoyo económico mínimo de 350 millones de euros en concepto de ciencia y tecnología en 2020, entre fondos presupuestarios y extrapresupuestarios, aunque según los cálculos estimativos será incluso mayor, de 378,25 millones. Así, si se suman los recursos previstos durante el horizonte completo del Plan, 2017-2020, el volumen de inversión directa e inducida en innovación alcanzará los 1.433 millones de euros.

El tercer reto pasa por impulsar nuevas actividades productivas, potenciar los recursos endógenos como fuente de riqueza y reforzar los sectores industriales consolidados en el territorio. Y, en cuarto y último lugar, se diseñan medidas para aumentar el tamaño y las capacidades de las empresas del sector.

El texto del pacto subraya el apoyo al carbón autóctono en el modelo productivo y plantea abordar el reequilibrio territorial de la implantación industrial en la Comunidad para favorecer su cohesión económica y social. También propone mejorar la financiación de iniciativas industriales mediante la conversión de Sodical -sociedad participada por la Agencia de Innovación, Financiación e Internacionalización Empresarial (ADE)- en un Instituto Financiero de Castilla y León.

En paralelo, precisa que se trabajará en el impulso a infraestructuras como los parques tecnológicos de Valladolid, León y Burgos, y en mejorar la capacidad logística y de la red ferroviaria para el transporte de mercancías de la mano del Gobierno de España.

Según las cifras aportadas por la Junta de los 836,6 millones de recursos públicos para el periodo 2017-2020 un total de 216 se dedicarán al entorno industria; 207,29 a actuaciones sectoriales específicas; 207,3 a innovación, tecnología y digitalización; 168 a financiación; 23 a internacionalización y 13 a dimensión del tejido industial.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.