En este sentido, ha señalado que las administraciones tienen la obligación de poner "todos los recursos necesarios" para acabar "con esta lacra", pero que también la sociedad tiene que ser "absolutamente intolerante" con cualquier gesto que ralle la violencia machista.

"Tenemos que prevenir educando desde muy jóvenes a nuestro hijos que esto no se puede consentir", ha concluido el presidente de la Diputación de Ciudad Real.