Los hechos se produjeron en Toledo capital a lo largo de los últimos meses, en distintas zonas de la ciudad. Las víctimas, siempre mujeres de edad avanzada, eran abordadas por un desconocido que, con gran amabilidad, se acercaba hasta ellas identificándose como antiguo conocido o amigo de la familia.

Una vez que esta persona se ganaba su confianza, afirmaba ser responsable de varios negocios relacionados con la joyería, halagando las joyas que las víctimas portaban encima e indicando que le gustaría hacer unas fotos a las mismas con el pretexto de incluir las imágenes en un catálogo de piedras preciosas.

Las perjudicadas, persuadidas por este varón, se montaban con él en un vehículo, alejándose de la zona en la que habían sido "captadas". Una vez que las víctimas entregaban las joyas, el detenido las convencía de nuevo para que se apearan del turismo y le esperaran en algún lugar hasta que "regresara de su estudio" donde presuntamente iba a realizar las fotos.

Las pesquisas de los investigadores condujeron finalmente a la localización y detención del presunto autor de los hechos, resultando ser un varón de nacionalidad española con antecedentes por delitos contra el patrimonio y sobre el que ya pesaban dos órdenes de detención por estafa y robo con violencia.

Consulta aquí más noticias de Toledo.