En una entrevista a Radio 5, recogida por Europa Press, Erkoreka ha asegurado que no tiene previsto, "en este momento", desplazarse a Baiona el 8 de abril, con motivo del denominado 'Día del desarme'.

Además, preguntado por si una representación del Ejecutivo autónomo acudirá, se ha limitado a responder que "lo relevante de lo que suceda en las próximas semanas es ese desarme por el que viene suspirando la sociedad vasca" y que "finalmente, parece que se va a poder llevar a cabo en los términos que había venido exigiendo el Gobierno vasco".

"Un desarme legal, definitivo y contrapartida, eso es lo sustancial de lo que esperamos que finalmente pueda suceder estos días", ha manifestado.

Además, ha querido "poner énfasis, más que en los aspectos formales que parecen querer rodear a la entrega", en el propio desarme, "en la entrega de los parámetros de geolocalización, que van a permitir a la Justicia francesa hacerse definitivamente con esas armas, propiciar su investigación judicial, para el supuesto que hayan podido ser utilizadas para la comisión de delitos, y cerrar con una etapa determinada de la vida de ETA".

Esta etapa, a juicio del portavoz del gabinete Urkullu, "no debe ser la última" porque "esto abre puertas a un desenlace final que tiene que concluir, necesariamente, con la disolución de ETA". "Estos lo asume la propia ETA. Sabe que antes o después, de una u otra manera ese final lo va a tener que asumir, y que la disolución está cantada", ha manifestado.

Erkoreka ha dicho desconocer "cuándo y en qué términos se producirá", pero se ha mostrado convencido de que "el desarme va a traer consigo, antes o después, en unos u otros términos, la disolución". "Es algo que tiene asumido la apropia ETA, así lo viene exigiendo el Gobierno vasco y así lo tiene previsto en su plan de fin ordenado de la violencia", ha apuntado.

(Habrá ampliación)

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.